legado neardental

Sí, a la gente de Más que Ciencia nos fascinan los neandertales. Son una de nuestras debilidades. Pero no nos digan que no resulta intrigante la convivencia de esta especie con la nuestra y los lazos de unión entre ambas. Cada investigación abre un nuevo capítulo en torno a esos años de cohabitación común y la última de la que hemos tenido noticias habla de que, lejos de esa imagen de seres toscos y con inteligencia inferior, también aprendimos de ellos. En concreto, parece que la técnica del curtido de pieles utilizando alisadores podría ser un legado de estos primos rubios europeos.

Una investigación publicada en PNAS recientemente prueba que hace 50.000 años fabricaban herramientas con huesos de animales que utilizaban para tratar las pieles de los animales que cazaban y procurarse prendas de abrigo. Y lo hacían bastante antes que nosotros. Un indicio que hace pensar a los investigadores que nos traspasaron esta tecnología.

Esta herramienta, hecha con huesos de cérvidos —que cazaban— consta de una punta redondeada que, al presionarse manualmente sobre el cuero, da como resultado un material más suave, con brillo y resistente al agua. De hecho, todavía algunos curtidores artesanales continúan utilizando este artilugio para conseguir la textura de sus pieles.

Lo realmente curioso del hallazgo es la prueba de que los neandertales, lejos de fabricar en exclusiva herramientas de piedra —como han dado muestras profusamente los yacimientos hasta ahora encontrados— también fueron capaces de desarrollar tecnologías a partir de elementos más flexibles y maleables, como son los huesos de animales, para el desarrollo de tareas que resultan imposibles de hacer con herramientas de piedra. Es decir, que poseían un interesante grado de inteligencia.

El debate está servido, sin duda. Los humanos desplazamos a los neandertales hace unos 40.000 años y como este descubrimiento es bastante anterior, la comunidad científica se divide entre quienes piensan que fueron los Sapiens quienes enseñaron a los neandertales el uso de los huesos para el curtido y quienes se decantan por pensar lo contrario y que estamos ante su legado.

De lo que no cabe duda, se trate de lo que se trate, es que parece que no fuimos especies tan mal avenidas y que la fusión o el mestizaje depara siempre elementos positivos que hacen avanzar a la humanidad.

Anuncios