ojos y sexo

En general me gusta lo que hago. Disfruto tanto de la docencia como de la investigación. Por mi trabajo hago bastantes cosas relacionadas con el ojo y la visión, siempre con la inestimable ayuda de mis colaboradores, que son unos fenómenos.

Cuando escribo en este blog me gusta hablar un poco de todo, pero reconozco que cuando escribo de sexo, no se por qué,  me da  la sensación que la gente ve y comenta más los posts. La pregunta es, ¿puedo hablar del ojo y de algo relacionado con el sexo?

La respuesta es sí, y además de una manera muy seria por la trascendencia que, a mi juicio, podría tener lo que os voy a contar.

Voy a ir directo al grano:  las mujeres que toman la píldora anticonceptiva durante al menos tres años tienen una probabilidad de tener glaucoma del doble comparado con las mujeres que no la toman. Ahí queda eso.

No es ninguna tontería pues el glaucoma es una enfermedad que, por diversos motivos, afecta al nervio óptico y causa ceguera. El nervio óptico es el encargado de llevar la información que capta nuestro ojo (la retina) hasta el cerebro para que este recomponga la información y pueda formar una imagen. Cuando se daña este nervio en el glaucoma, vamos perdiendo visión desde la periferia de nuestro campo visual hacia el centro, llegando a ver solamente por la parte central; es decir, como si mirásemos a través de un tubo.

Investigaciones realizadas hasta hace una semanas habían mostrado que los niveles bajos de hormonas sexuales femeninas, los estrógenos, estaban vinculados al desarrollo del glaucoma en las mujeres posmenopáusicas. Aunque aun no está claro por qué sucede esto, un grupo de investigadores creen que los años de uso continuado de anticonceptivos orales también pueden reducir el nivel de estrógenos y, por consiguiente, hacer que las mujeres desarrollen glaucoma.

No hay una conclusión definitiva, pero los investigadores indican que las mujeres que no toman anticonceptivos orales pueden tener fluctuaciones naturales de los estrógenos pero que, aun así, en general son menos propensas a desarrollar glaucoma. Por el contrario, las que toman la píldora tendrán niveles más controlados y constantes de sus hormonas; sin embargo, estos niveles serán a menudo bajos debido al consumo de los anticonceptivos orales.

Los datos confirman solo una asociación, no necesariamente una causa directa, entre los anticonceptivos orales y el glaucoma, pero parece bastante evidente que a partir de ahora los ginecólogos y oftalmólogos deben ser conscientes de la conexión potencial entre anticonceptivos y glaucoma.

Jesús Pintor, catedrático de Bioquímica y Académico de la RANF

Anuncios