pelo blanco

De las canas y sus potenciales mensajes existe una gran literatura al respecto, que va de quienes aseguran que el pelo blanco en la cabeza es un antídoto contra la calvicie a quienes otorgan señas de sabiduría y templanza a aquellos cuya testa está coronada con nevada cabellera. Eso sin olvidar los consejos estéticos acerca de lo interesantes —léase atractivo— que torna a  sus poseedores.

Lo único cierto es que tener canas forma parte del proceso natural de envejecimiento —también le salen a otros animales con pelo, como gatos o perros—. Las células también se cansan y envejecen y dejan de producir sustancias. En el caso de las canas, lo que se frena es la producción de melanocitos, que son los que fabrican los pigmentos que le dan color a nuestro cabello. O sea, que técnicamente su aparición obedece a una tara —por eso no siempre salen a edad provecta y en ocasiones se anticipan o son fruto de una ausencia, como ocurre con los albinos—.

Eso se pensaba hasta ahora… porque una reciente investigación apunta a que esos pelillos blancos son un indicador de buena salud.  La cuestión es sencilla. El pigmento de nuestro cabello nos da información precisa del daño oxidativo que sufre nuestro cuerpo. Al hacer pruebas con animales, en el caso de este estudio con jabalíes, los científicos comprobaron que los especímenes de color castaño contaban con un nivel más bajo de un antioxidante que los de pelambrera cana.

El trabajo partía de parte de la base de que los niveles de GSH, un antioxidante intracelular clave, disminuyen con la edad, por lo que la capacidad para melanizar las estructuras del cuerpo también debería variar con la edad.

Y ya sabemos que los antioxidantes son el mejor repelente contra el daño celular y los famosos radicales libres, y por lo tanto, tienen un efecto no solo preventivo frente a enfermedades cardiovasculares, el cáncer o el envejecimiento en general.

Si estos resultados obtenidos en jabalíes se pueden homologar con humanos —esa parte de la investigación habrá que continuarla ahora—, podríamos encontrarnos con que los canosos son personas que, en general, gozan de buenos niveles de antioxidantes y, por lo tanto, estaríamos ante un indicador de buena salud celular.

Yo no sé ustedes, pero  como desde hace un ratito empiezo a mirar con mejores ojos esos incipientes pelillos blancos que intentan abrirse paso entre mi negra cabellera.

Camino García Balboa, química

Anuncios