OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Determinadas noticias gozan del reconocimiento de la población y son recibidas como esos pequeños pasos de los que hablaba el astronauta. Hoy nos queremos detener en una que afecta a una mayoría silenciosa y que difícilmente podrán valorar hasta que llegue a sus hogares en forma de medicamento, la mayoría en lugares remotos, de difícil acceso y, por supuesto, fuera del alcance de internet.

Completar el genoma de la mosca tsé-tsé viene a significar un hálito de esperanza para los millones de personas amenazadas por la enfermedad del sueño, la mayoría de las cuales viven en los 36 países que forman esa región casi olvidada llamada África subsahariana. Un paciente trabajo que ha ocupado más de una década de esfuerzos a un grupo numeroso de científicos (140) de todo el mundo. 

Ese insecto es el responsable de una enfermedad que ataca el sistema nervioso central, ocasionando trastornos neurológicos graves que pueden desembocar en la muerte de los infectados.

Su sintomatología pasa por episodios de ansiedad, fiebre, dolor de cabeza, insomnio y una sensación de aletargamiento durante el día así como una inflamación de ganglios, de las meninges y del propio cerebro. Si no se aplica un tratamiento de inmediato, en apenas seis meses se está abocado a la muerte.

La secuenciación de su genoma ayudará a la Medicina a identificar de manera real cómo se comporta este insecto y a descubrir cuáles son sus puntos más vulnerables, como por ejemplo su dependencia de las bacterias que viven en sus células, qué olores o sabores actúan como atrayentes o les resultan repulsivos y así fabricar trampas o repelentes o si cuenta con un depredador natural que pueda ser utilizado para su control biológico.

Es decir, servirá para conocer su comportamiento y desarrollar estrategias para evitar que tanto ella como el parásito tripanosoma que lleva sigan propagando esta enfermedad. La OMS se propuso eliminar esta enfermedad de la lista de los males que afectan a la Humanidad.

Y tratándose como se trata de una infección que solo afecta a los más pobres, resulta sin duda una noticia que merece la pena ser resaltada.

Enrique Leite

Anuncios