disco

La venganza, dicen, es un plato que se sirve frío. Y quién sabe qué ingredientes ocultos son los que se utilizan para la realización de determinados estudios. Sea cual fuera el motor o pócima secreta que lo motivó, desde África llegan noticias cuando menos insólitas o que pueden ayudar a elaborar rankings sobre la estupidez humana.

Sabemos que la música no sólo predispone nuestros estados de ánimo, su complejidad a la hora abordar su creatividad aporta interesantes elementos a la hora de conocer el desarrollo cerebral y existen numerosos estudios sobre sus beneficios para superar determinadas enfermedades mentales o que la relacionan con las habilidades para el aprendizaje. Lo que no está tan claro es eso de “dime que música escuchas y te diré lo inteligente que eres”… Tan claro o tan tajante.

Al menos, hasta ahora. Porque desde la Facultad de Psicología de la Universidad de Bamako, en Mali, llegan los ecos de un estudio donde se apunta que los amantes del reggaetón son un 20% menos inteligentes que aquellos que se decantan por otros ritmos, pertenezcan al pop-rock o a la llamada música clásica.

El citado proyecto de investigación, del  cual por cierto existen numerosas referencias en los medios de comunicación pero no en los académicos, se realizó con una muestra de 5.000 personas a quienes se les midió su cociente intelectual y se les sometió a un cuestionario sobre gustos musicales y ambiente social. Los resultados penalizaron a los amantes de estas melodías latinas de ritmo repetitivo, letras facilonas y llenas de topicazos frente al resto.

No pretendemos desde este sitio ni dudar ni dar garantía de este estudio realizado por una universidad que apenas cuenta con unas décadas de vida docente o investigadora, ni contribuir a la controversia que pudieran suscitar diferencias regionales en el planeta. Tan solo hacemos notar que hacer música es algo más que un pasatiempo de comunidades ociosas y que forma parte de la evolución de los seres vivos. Vista con perspectiva y con distancia, resulta un buen marcador de especies más adaptadas para sobrevivir.

Enrique Leite

Anuncios