condom

Los más jóvenes los usan sin más —y es necesario y conveniente— pero seguramente no saben que se trata de un producto cuya vida apenas tiene algo más de medio siglo. Nos referimos a los condones de látex, el método preventivo de enfermedades de transmisión sexual más seguro.

Desde que el ser humano tomó consciencia del proceso reproductivo y, sobre todo, desde que descubrió que el sexo es placentero de por sí y relacionó determinadas enfermedades con la práctica indiscriminada del sexo, ha utilizado este tipo de artilugios para protegerse.

Pero lógicamente no resultaban cómodos. Se sabe que egipcios y romanos fabricaban sus propios condones utilizando como materia prima las tripas de animales. Cumplían su función profiláctica, pero sin duda las sensaciones no eran nada placenteras. A su favor, o no tanto, que resultaban reutilizables, bastaba con lavarlos. 

Hubo que esperar unos pocos siglos hasta que un norteamericano, un tal Goodyear —el mismo de los neumáticos— descubriera la vulcanización del caucho. Un proceso químico mediante la adición de azufre que consigue que este se vuelva más elástico y resistente. Esta materia prima se convirtió en la pieza clave para la fabricación de unos condones que tampoco eran del gusto del consumidor. También eran reutibilizables, pero encogían con los lavados y no eran fáciles de manipular.

Pero la técnica del vulcanizado y el descubrimiento del látex —un polímero obtenido a partir de elementos vegetales o sintético— vino a revolucionar la industria y, sobre todo, evitó a los soldados que combatieron durante la II Guerra Mundial enfrentarse contra el enemigo invisible.

El resto fue cuestión de ejecutar un modelo de producción en cadena para abaratar costes e inundar el mercado. Pero no se crean los más jóvenes que fue una tarea de coser y cantar. Tuvimos que vernos amenazados por una pandemia, el sida, para que esta recurso se popularizara y se convirtiera en uno de los artículos imprescindibles para llevar en el bolso o en la cartera.

Jesús Pintor, catedrático de Bioquímica y miembro de la RANF

Anuncios