resacaLos británicos pasan un año de su vida con resaca. Ante titulares como este, uno no deja de alarmarse, tanto por la cantidad de tiempo perdido por algo tan absurdo como beber de manera salvaje como por lo poco que ha evolucionado la ciencia para encontrar remedio a un mal tan común: las consecuencias de la borrachera.

No duden de los datos, que resultan fiables, y si a esa media sumamos la cantidad de días perdidos por los habitantes de otros países, la cifra de horas desperdiciadas en el mundo sería de auténtico vértigo. Aunque lo fácil es predicar la abstinencia, esta recomendación no resulta práctica, habida cuenta de que nos enfrentamos a un mal que existe y al que debiera encontrarse una solución.

Pero esta no existe, tan solo hay medicamentos paliativos que más o menos nos pueden aliviar de una sintomatología que va desde el dolor cabeza y mareos a la náusea, pasando por la consabida hipersensibilidad a la luz o al sonido y la irritabilidad en general que mostramos. 

Y a falta de pan y si ha tomado la decisión de emborracharse, lo mejor es que procure mantenerse hidratado —es decir, que beba agua entre trago y trago— y que mantenga el estómago lleno —por aquello de metabolizar mejor el alcohol—.

Como decimos, no existe evidencia científica sobre los remedios más o menos populares como la ingesta de determinas frutas para erradicar la resaca. La resaca se pasa con el tiempo y el descanso… Pero no está de más reponer nuestro organismo de sales y potasio que se van con la ingesta de alcohol.

En este sentido, tomar esas bebidas que se recomiendan a los deportistas, las compotas de manzana o cualquier suplemento vitamínico que contenga las que intervienen en el proceso de metabolización del alcohol, como la B1, B6, B12 o la C, pueden ayudar a mitigar sus efectos, pero insistimos, no la quitan de golpe. Lo mismo ocurre con las tisanas de cardo mariano, diente de león o melisa, que ayudan a depurar el organismo.

Lo de las duchas tampoco está mal, pero que no sean frías, sino tibias, que los contrastes de temperatura retraer los vasculares y no ayudan mucho a combatir el dolor de cabeza.

Por último y muy importante, evite  el consumo de cualquier pastilla que contenga paracetamol (como Tylenol), dado que puede causar daño hepático cuando se combina con alcohol.

 Enrique Leite

 

Anuncios