apple dictionary

La visión humana se caracteriza por la existencia de tres conos o células sensibles a los colores primarios: rojo, verde y azul (RGB en sus siglas en inglés). Y nuestro cerebro determina nuestra visión en color a partir de la excitación que recibe de estas tres entradas en el ojo cuando vemos un objeto.

Ahora bien, si uno de esos conos no funciona correctamente, comienzan los problemas de visión; o mejor dicho, de no ver los colores correctamente. De todas las alteraciones conocidas, la más frecuente es la denominada ceguera al color, también conocida como daltonismo por aquello de darle paternidad a quien lo describió por primera vez, allá por 1798: John Dalton.

Es un problema genético y con más frecuencia masculino. El gen de la discordia está alojado en el cromosoma X y como los varones carecemos de rueda de repuesto (XY), tenemos más probabilidades de heredarlo (el XX femenino permite que si una X está defectuosa se tire de la otra).

Aunque lo asociamos con no poder distinguir entre el rojo y el verde, lo cierto es que el daltonismo se manifiesta de manera variada que va desde la incapacidad de diferenciar ningún color a solo perdernos en algunos matices. El fallo se produce por un defecto de fábrica en los genes que producen los pigmentos de los conos (los fotorreceptores).

Ser daltónico representa problemas en la vida cotididana, ya que el rojo está presente en nuestros códigos publicitarios y gran parte de la señalización utiliza este color (los semáforos sin ir más lejos). Ahora bien, no todo son problemas, porque la dificultad de distinguir colores también supone una mayor capacidad para describir determinado tipo de contrastes.

Una habilidad que no pasó desapercibida para la RAF, que en la Segunda Guerra Mundial creó la división Color Blinds Observer, que estaba formada por daltónicos. Porque ellos, los daltónicos, eran capaces de observar en las misiones de reconocimiento o inspeccionando las fotos que traían los aviones objetos sobre el terreno que pasaban desapercibidos por un ojo normal, al estar camuflados.

A esta división se le debe buena parte del éxito de los raids y bombardeos aliados sobre posiciones nazis. De hecho, durante la contienda, la RAF eliminó de sus boletines de alistamiento los problemas relacionados con el daltonismo como elemento para dar como no apto para el servicio a los reclutas.

Ya ven que no todo son problemas.

Jesús Pintor, catedrático de Bioquímica y miembro de la RANF

Anuncios