matematicas y magia

Matemáticas y magia

A lo mejor, lo de sentir les queda todavía un poco lejano, pero ya hemos sido capaces de crear ingenios que juegan al ajedrez por encima de la media, que son capaces de realizar razonamientos simples por sí mismos y, por supuesto, trabajar con una precisión que ya la quisiéramos nosotros. En lo tocante a la inteligencia artificial, cada día estamos más cerca de crear a un alter ego.

La última ocurrencia ha sido enseñar a una computadora a hacer trucos de magia. Ha nacido el robot mago, como lo leen. Los investigadores han empezado por lo fácil y no le han obligado a hacer desaparecer a nadie, ni tan siquiera a levitar. Se trataba de algo sencillo para empezar. Un sencillo truco de cartas, un esbozo de cómo hacer un rompecabezas mágico y, cómo no, los resultados de cómo los humanos entendemos los trucos.

En el fondo, la magia tiene una buena parte de matemáticas. De hecho, mucho de los trucos -sobre todo los de cartas- se basan en procesos matemáticos que los magos conocen y nosotros no. “La inteligencia del ordenador puede procesar cantidades mucho más grandes de información y ejecución de todos los resultados posibles, de una manera que es casi imposible que una persona pueda hacer por su cuenta. Así, aunque alguien del público pueda haber visto una variante de este truco antes, la inteligencia artificial puede ahora utilizar principios psicológicos y matemáticas para crear un montón de diferentes versiones y mantener a la audiencia adivinando”, afirma uno de los coinventores del programa de computación.

Ya sabe, es cuestión de reducirlo todo al sistema binario y, a partir de ahí, su capacidad de crear combinaciones se acerca bastante al infinito, lo que viene a decir que son capaces de mantenernos en vilo bastante más de lo que nos pensamos.

Y no nos entiendan mal, que no pretendemos quitarle ni un ápice de magia a la vida, todo lo contrario. Solo les decimos que con un poquito más de matemáticas en nuestro conocimiento podremos convertirnos en unos maestros de la ilusión. Quién lo diría verdad, lo más alejado a la lógica, o si lo prefieren lo menos racional, como es la mágica también tiene su pizca de matemáticas.

Anuncios