avispa

Es de sobra conocido que a cada especie le corresponde un tipo de visión y que los ojos de los insectos son muy diferentes a los nuestros. Así, y en función de su grado de evolución, cada especie se vale del mejor desarrollo de sus sentidos -de uno o de varios- para garantizar su supervivencia, la regla de oro de la existencia.

Por ello nos ha llamado la atención esta publicación, porque es la primera que pone de manifiesto que un grupo de insectos se vale de la visión para memorizar a todos los miembros de su colonia y atacar a los desconocidos. Vamos, que si no estás en la ficha, eres declarado como non grato.

Se trata de una avispa diminuta que habitan en el sudeste asiático, la Liostenogaster flavolineata. Como todas las avispas, se organizan en colonias, nidos que a su vez se integran en otras. Digamos que cada condominio forma parte de una comunidad mayor, como si se tratara de una ciudad.

Ya sabemos que vivir en comunidad es una manera más de autoprotegerse frente a agresiones del exterior. Hasta ahora se pensaba que el olor era la seña de identidad dominante del grupo. Los individuos de esas colonias estables se reconocían gracias a este sentido.

Pero un nuevo estudio ha sacado a la luz que no solo es cuestión de feromonas, sino también de memoria visual. De hecho, en la investigación, los científicos pudieron comprobar que cuando las avispas solo tenían información visual, los accidentes -atacar a un amigo- eran aislados, mientras que si solo contaban con los olores para identificar a sus adversarios, los ataques se producían con gran frecuencia.

Es decir, que en lo tocante a la autoprotección, la vista es lo que cuenta, y si la avispa no reconoce la cara de quien tiene enfrente, opta por atacar. Lars Chittka, uno de los autores del estudio, comenta que “estos hallazgos sobre el reconocimiento individual de la cara en avispas se suman a una serie de descubrimientos recientes sobre la sofisticación conductual y cognitiva notable en los insectos sociales de cerebro pequeño”.

Así pues, si se desplaza por el oriente asiático, casi mejor evite que estas avispas le miren a la cara, seguro que evita un molesto picotazo.

 

Anuncios