arroz

No pretendemos reabrir ningún debate, pero la aparición de noticias como esta nos sitúa una vez más en el límite de la discusión sobre los transgénicos. Pero no es el objeto ni la naturaleza de estas líneas. Y vaya por delante, como declaración de principios, que ya hemos comentado en numerosas ocasiones que la selección natural es el método natural utilizado por la evolución para permitir a las especies sobrevivir y mejorar.

Eso, y lógicamente, las mutaciones naturales que se van produciendo generación a generación, que pueden concluir en un salto evolutivo. Pero vamos a la noticia. Un grupo de investigadores han logrado crear una nueva variedad de arroz. O mejor dicho, han llegado a ella cruzando diferentes variedades de arroz. Y lo curioso es que lo han hecho dos equipos diferentes y de manera independiente.

En principio, buscaban los genes responsables de la mejora de la calidad del arroz. En concreto, descubrieron mutaciones de un gen que produce granos de arroz más largos y finos. Conocido como LOC-Os07g41200, beneficia al cereal y no compromete el rendimiento.

El hallazgo lo han hecho público hace unos días. El profesor Fu Xiangdong de la Academia China de Ciencias,  co-autor de uno de los estudios, dijo que tras el descubrimiento científico los agricultores de arroz se enfrentan ahora al reto para mejorar simultáneamente el rendimiento de las cosechas y la calidad de las mismas.

Ahora bien, comprobado que ciencia y agricultura pueden trabajar de la mano sin caer en el debate sobre los transgénicos, una vez más nos preguntamos, teniendo en cuenta que el arroz es el principal sustento de los seres humanos, si el hambre o las hambrunas ponen el límite en este debate.

Anuncios