categoria borrachos

Se han descrito los efectos del alcohol desde numerosos puntos de vista. Incluso se han llegado a categorizar las fases de la borrachera en función de cómo interactúa con nuestro organismo. Pero el ansia clasificador de la ciencia persevera y ahora nos llega el último ránking realizado sobre los borrachos.

Y es que, puestos a hacer categorías, somos únicos. En concreto, a los aficionados ‘al pimple’, que sepan que los tipos de borrachos son cuatro y se han ‘encarnado’ en cuatro conocidos personajes de la realidad y la ficción: Mary Poppins, Ernest Hemingway, Mr. Hyde y Nutty Professor (el Profesor Chiflado).

El estudio ha sido publicado en ‘Investigación sobre la Adicción’ y ha tomado como base un trabajo donde analizaron el comportamiento de 374 estudiantes universitarios de Estados Unidos. Las variables a tener en cuenta eran la extroversión, el estado de conciencia, la afabilidad, la estabilidad emocional y la estabilidad intelectual.

Los de la primera categoría, los Hemingway, son los que no cambian, los que permanecen inmutables por mucho que trasieguen. No manifiestan cambios significativos en su personalidad. Lo formaban el 40% de los integrantes del estudio. El nombre en cuestión se debe a que el escritor presumía de no emborracharse nunca por mucho que bebiera. Y ciertamente, quienes le conocían lo confirman.

La segunda categoría está formada por los que se vuelven extremadamente amigables y afables a medida que beben. Son ‘superpositivos’, como la niñera Mary Poppins. Está conformado por un 14% de la muestra del estudio.

A diferencia de los anteriores, que siempre son extrovertidos, los que pasan de la timidez a la locuacidad se les considera como borrachos tipo Nutty Professor. Pertenecían a este grupo el 19% de los estudiantes que participaron en el estudio.

Hasta aquí, nada ‘grave’ (es un decir); ahora bien, si es como míster Hyde, la cara siniestra del doctor Jeckyll, la cosa es para preocuparse, ya que será de los que pierden con facilidad la conciencia y el intelecto y, para colmo de males, se tornan agresivos. Representan el 22% de los participantes en el estudio y mostraban una “tendencia a ser particularmente menos responsables, menos intelectuales y más hostiles bajo la influencia del alcohol”.

¿Divertido, no? Porque científico, lo que se dice científico, no lo es mucho. La muestra es poco significativa, se trata de estudiantes universitarios, la gran mayoría blancos, y con patrones culturales parecidos. En cualquier caso, ¿se identifica con alguno de los cuatro tipos?

A bote pronto, a mí se me ocurre un par de nuevas categorías. ¿Jugamos a descubrirlas?

Anuncios