Chocolate negro y resaca

En estos momentos de verano cuando disfrutamos de nuestro ocio de manera un poco más desenvuelta y somos más dados a dejarnos llevar por los ‘vicios ocultos’, seguro que más de uno se acuerda de ‘la m… que p… a la ciencia’ y lo poco que ha avanzado en prevenir las temidas resacas matutinas.

Remedios caseros, haberlos háylos, pero la mayoría se tienen -nos tenemos- que conformar con la aspirina de turno y dejar que pase el tiempo necesario para que nuestro organismo se recupere del exceso de alcohol en sangre. A falta de que se ponga en el mercado la pastilla milagrosa que nos prevenga ante la resaca, confórmense con esta historia.

Hace tiempo, más de una década, se descubrió que la oleoiletadolamida (OEA) es una molécula producida por el intestino tiene efectos para controlar la saciedad y algunas adicciones. Pero lo más importante en nuestra historia es que un estudio donde los investigadores buscan tratamientos contra el alcoholismo ha probado la OEA puede proteger contra la inflamación en el cerebro, uno de los efectos que causa el exceso de alcohol en el torrente sanguíneo.

Sin duda, es una prueba poco contundente para afirmar que tomar esta sustancia vía externa pudiera prevenirnos de las resacas, pero es un punto de partida para seguir trabajando y quien sabe acabar desarrollando la píldora antiresaca.

Por cierto, esta sustancia es abundante en el chocolate negro. ¿Otra razón para no privarnos de su ingesta?

Anuncios