truco física

Magía, ilusión… sencillamente ciencia; en este caso, física. Algunos creen que el cerebro y su envoltura, además de para protegernos cuando nos disponemos a darnos cabezazos contra las paredes, es su ‘segundo órgano favorito’ y que nos resulta de gran utilidad para pensar, pero para poco más.

Pues no, se equivocan de medio a medio. El cerebro también nos puede resultar de gran utilidad como antena amplificadora. Difícil de creer, sin duda, pero cierto. ¿No nos creen? Pues vean lo que le ocurre al protagonista del vídeo…

Aplicando el mando a distancia de su coche a unos 80 metros de distancia sobre nuestra cabeza, podemos activar la apertura automática de las puertas. Algo imposible si apuntamos directamente el mando hacia el coche. El experimento es de Science Channel.

Anuncios