Chicunkunya

En alguna ocasión ya hemos comentado que en patera no solo viajan las personas que huyen de la miseria en sus países de origen. También lo hacen los virus. Del mismo modo, esta nueva globalización provoca otros movimientos migratorios de ida y vuelta. El turismo y esas ganas de conocer tierras lejanas entraña el peligro de traernos ‘polizones’ en forma de virus para los que ni nuestro organismo ni nuestros sistemas sanitarios están preparados.

El temor nos viene ahora de la mano de un mosquito y un nuevo virus ante el que no tenemos tratamiento: el chikungunya. Originario de las zonas subtropicales de África y América, este virus lo transmite un mosquito que a su vez es portador. No se trata de una enfermedad mortal en sí, pero eso no quita que sea motivo de preocupación ya que no existe vacuna específica frente al chikungunya. Su área de influencia en España es la costa mediterránea y las Islas Baleares.

Afortunadamente, el virus solo se transmite por la picadura de mosquitos; es decir, ni por contacto directo con infectados, ni por consumo de alimentos ni por vía respiratoria, lo que facilita la medida de prevención: basta con controlar las poblaciones de mosquitos que son transmisores del virus del chikungunya.

Como decimos, no se trata de una enfermedad mortal, pero que sí puede dejar secuelas en forma de dolores en las articulaciones y rigidez articular de manera intermitente durante meses. Y la población más vulnerable son los niños menores de un año y los mayores de 65 años o con enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión, etc).

Afortunadamente, en este caso, la prevención resulta esencial y pasa por la eliminación o destrucción de los criaderos del mosquito en aquellas zonas donde se ha detectado.

Para ello es importante evitar conservar el agua en los recipientes en el exterior para evitar que se conviertan en criaderos de mosquitos; tapar los depósitos de agua de uso doméstico para que no entre el mosquito; evitar acumular basura; destapar los desagües que pueden dejar el agua estancada; y utilizar mosquiteros en ventanas.

Anuncios