Jaxon

Le diagnosticaron nada más nacer que apenas sobreviviría unas horas, pero ya tiene 15 meses. Jaxon vino al mundo el 27 de agosto de 2014, pero con microhidrocefalia. Un malformación que solo le permitió desarrollar la mitad del cerebro.

Esta rara enfermedad no tiene cura. Sus síntomas pueden incluir microcefalia extrema, rugosidades cuero cabelludo (una serie de crestas), profundo retraso en el desarrollo y la discapacidad intelectual grave. Los estudios realizados en los casos conocidos revelan la formación del cerebro incompleta e hidrocefalia severa (acumulación de líquido en el cerebro). En la mayoría de los casos, se desconoce la causa subyacente exacta. Rara vez, la condición está causada por cambios (mutaciones) en el gen Nde1.

Los padres de Jaxon, cuentan a través de su página de Facebook, que el pequeño demuestra día a día lo fuerte, inteligente y especial que es. Mejora día a día, y consigue hacer cosas que los médicos dudaban que fuera capaz de hacerlo.

Nosotros, desde MqCiencia solo podemos decir ¡Ánimo Jaxon!

Anuncios