Lavar platos

Para aquellos sometidos al estrés cotidiano de un trabajo intelectual agotador, no hay nada más relajante que unos minutos sumergido en tareas mecánicas, que exijan un poco de atención y sobre todo esfuerzo físico. Según un estudio de la Escuela de Psicología de la Universidad Estatal de Florida (EE UU) añadan a la lista de tareas una: lavar los platos.

Según los estudiosos, hay que añadir como ventaja desetresante la calidez del agua y los penetrantes olores que se desprenden de los jabones. Dos elementos que añaden un punto a favor de conseguir relajarnos ejecutando esta actividad doméstica.

Los autores del trabajo subrayan que las denostadas actividades propias de los am@s de casa pueden convertirse en acciones que mejoran la sensación de bienestar general y darnos positividad tras una dura jornada de trabajo. Los resultados, aunque no son concluyentes, si resultan significativos. Tras evaluar el estado de atención de las personas que participaban en el experimento, aquellos que se concentraron en la tarea experimentaron un estado mental más positivo, se redujo en un 27% la sensación de nerviosimo y aumentó casi en la misma proporción la ‘inspiración o creatividad’ para afrontar nuevos retos.

Sea como fuere, lo importante es mantener la atención plena en determinadas actividades para reducir el nivel de ansiedad y estrés. Y ya saben, con ello serán más felices,dicen, y a corto plazo, dormirán más plácidamente. Y para el ‘universo’ varón, ahí tienen otro argumento para no escaquearse de las labores domésticas.

Laura Castillo Casi. Enfermera y periodista

Anuncios