Lotería

Es tiempo de bombos, números y sueños…. ¡Claro! es el tiempo de la Lotería de Navidad. Un sorteo donde quien más y quien menos deposita su ilusión en que la diosa Fortuna nos toque con su mano y nos saque de los apurillos económicos de estos tiempos de crisis.

Y no es tan imposible, es cuestión de tirar de matemáticas y de cálculo de probabilidades. De entrada, sepan que nos es tan difícil que al menos nos roce la suerte, porque entre todos los premios que se reparten, tenemos una probabilidad del 15% de que algo nos toque: del reintegro a la pedrea pasando por los premios menores.

Si se tiene en cuenta que el volumen total de premios supera los 15.000 y que se juegan en torno a 1.600 números, eso quiere decir que en total saldrán premiados casi 24 millones y medio de billetes. No está mal ¿no creen?

Harina de otro costal es lo del gordo, porque las posibilidades de que nos toque el primer premio se reducen hasta el 0.001%. Aunque no se lo crean, una cifra bastante más alta de resultar premiados que otro tipo de sorteos.

Y bastante más alta si lo comparamos con otra cosas que ocurren en la naturaleza y que tienen que ver con el azar, como las posibilidades de evolucionar cualquier especie, o de que una mutación de un gen acabe saliendo adelante. O simplemente, que aparezca una forma de vida en cualquier ecosistema.

Así que viéndolo desde esta perspectiva, qué mejor que dejarnos llevar y apostar por uno o varios números en el sorteo, que todavía está a tiempo.

Quién sabe. Y no lo olviden, una buena parte de los fenómenos que ocurren en la Naturaleza suceden por azar. Mucha suerte a todos y enhorabuena a los ‘pocos’ agraciados.

Anuncios