arbol bosque pomerania

La Ciencia no es la panacea que todo lo explica, aunque sin duda sea el mejor camino para resolver la mayoría de los interrogantes. El caso es que en la Naturaleza de producen fenómenos curiosos que no tienen una explicación, de momento, científica.

Es el caso del rarísimo bosque de pinos que hay en el Oeste de Pomerania: sus 400 pinos -de una especie común- crecen de una manera más que particular. Están combados en su base, pero luego, de manera misteriosa, recuperan la manera de crecer y lo hacen hacia arriba.

Los árboles fueron plantados en 1930, cuando la Pomerania era territorio alemán.

Esta peculiar manera de crecer no tiene explicación, así que no nos queda otra que disfrutar con su presencia.

Anuncios