Seguimos mirando al espacio, en concreto a Saturno y a una de sus lunas, Encélado. Las sondas espaciales siguen enviando imágenes en alta resolución que permiten a los científicos avanzar en su conocimiento o en su composición.

En concreto, de la Cassini son las últimas que han llegado hasta la NASA para su estudio. Y tras su visionado muestra que Encélado es misteriosa. Por las fotos se sabe que su orografía es compleja y que incluye cordilleras, zonas llanas y también superficies plagadas de cráteres.

Hasta ahí todo normal…pero algunas fotos de las llanuras de esta luna situadas al norte de su ecuador, unos misteriosos orificios de entre 100 y 800 metros de ancho que han sorprendido a los científicos.

De momento no encuentran otra explicación que esa parte del suelo lunar tenga una composición diferente al resto del planeta. Lo que tienen claro es que la distribución de estos agujeros no es fruto del azar, sino que obedece a algún patrón determinado.

Anuncios