Una serie de anticuerpos detectados en un infectado por el VIH dan numerosas pistas para combatir definitivamente el virus y abren una interesante puerta para el desarrollo de una vacuna eficaz.

Hasta ahora, uno de los principales escollos para tener a punto esa vacuna consiste en conocer la manera de estimular a los anticuerpos capaces de combatir el VIH, incluso si muta. El hallazgo ha sido publicado en Cell y ha sido dirigido por investigadores del Instituto de Vacunas Humanas de la Universidad de Duke y el Centro de Investigación de Vacunas del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas.

“Hemos encontrado un anticuerpo mucho más potente y hemos sido capaces de estudiar su desarrollo durante seis años”, relata el principal autor de la investigación, Mattia Bonsignori. Estaban en un persona de África cuyo VIH fue diagnosticado a las pocas semanas de la infección y que proporcionó muestras de sangre a los investigadores periódicamente desde el momento del diagnóstico, permitiendo examinar en tiempo real la evolución conjunta del virus y la respuesta inmune del cuerpo.

Los investigadores adelanta que están en condiciones de comenzar a realizar pruebas en animales que puedan conducir en una segunda fase a la creación de una vacuna eficaz que pueda ser probada en humanas.

Anuncios