Si algo preocupa a los ‘machos’ en este mundo moderno que nos ha tocado vivir tiene que ver con la calidad de su esperma. Parece que está bajando alarmantemente en calidad. Así que ¡bienvenidos! cualquier estudio que aborde este problema.

En este caso, si es de los que les ocupa este asunto, lean con atención la investigación realizada por un grupo de investigadores británicos y españoles. Parece que la competencia influye y de que manera. Según el artículo publicado en Proceedings de la Royal Society of London, la competencia espermática es una forma de selección sexual postcoital que influye en la evolución de las características del semen de los animales.

O dicho en otras palabras, es una de las maneras que la Naturaleza ha desarrollado para que los machos de cualquier especie se aseguren la paternidad del mayor número de crías posible. “Sabemos que la competencia espermática provoca cambios en la morfología de los espermatozoides y en su metabolismo encaminados a lograr que naden más deprisa, pero desconocíamos si la mejora en esa función espermática podía tener efectos negativos a otros niveles”, explica uno de los investigadores.

“Sin embargo, hemos visto que el esperma es resistente al estrés y que parece sufrir pocos daños cuando se les somete a condiciones similares a las del tracto femenino”, añade.

Anuncios