Si preguntamos por los trastornos de la menopausia, la desaparición de la ovulación y menstruación de las mujeres que suele suceder entre los 40 y los 50 años, la mayoría asocia este periodo con sofocos, insatisfacción sexual o incluso depresión. Pero a la mayoría se le escapa que una de las primeras consecuencias, de las que suelen derivarse los otros, son los trastornos de sueño.

Y son ellos, fundamentalemnte los que afectan de manera grave a la calidad de vida afectando al estado de ánimo. El estudio ha sido realizado por el  Departamento de Ciencias Médicas del Campus León de la Universidad de Guanajuato.

El objetivo de este estudio fue la manera de medir el impacto de los trastornos del sueño en la menopausia a partir del tiempo que las pacientes permanecen en cama sin conciliar el sueño. Además, a las mujeres que se sometieron al estudio se les realizó una serie de análisis para controlar los niveles de cortisol y de la hormona antimülleriana (sustancia que segregan los folículos ováricos).

Los resultados señalan la eficiencia del sueño se asoció de manera negativa con la edad, el estado de la perimenopausia y menopausia, la pérdida de interés sexual, sofocos y estado de ánimo depresivo.

Anuncios