No hay rastro genético de la población amerindia en sus nuevos pobladores. Un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores ha confirmado que de los 84 linajes genéticos encontrados en esqueletos y analizados, ninguno perdura en las poblaciones indígenas actuales.

Bien por la conquista o bien por sus efectos colaterales, la transmisión de enfermedades por los nuevos pobladores han conseguido extinguir la herencia genética de estas razas. Las muestras dede ADN mitocondrial (el que pasa de madres a hijos) extraídas a 92 esqueletos de la época precolombina de Chile, Bolivia y Perú y su comparación con los nativos actuales así lo confirman.

No obstante, la investigación no es concluyente, porque solo se ha analizado la mitad de los parámetros. Ahora se disponen a completarla realizando un estudio del ADN nuclear, que permitirá obtener información tanto sobre la línea materna como sobre la paterna.

Entonces se podrá determinar de manera definitiva si la conclusión preliminar se extiende a definitiva.

Anuncios