Es casi universal eso de que las mascotas entienden cualquier idioma en que les hablemos, pero…. ¿ellas se comunican con nosotros en el suyo?. Vamos que si nuestro perro o gato es capaz de ladrar o maúllar en andaluz, francés o en un inglés de la mismísima Nueva York.

La verdad es que no dejaría de ser una cuestión anecdótica si no fuera porque Suzanne Schötz, amante de los gatos e investigadora en fonética se ha propuesto conocer de qué manera se comunican los gatos, es decir, si que comunican con dialectos en función de donde hayan nacido o crecido.

La especialista de la Universidad de Lund, quien tiene tres gatos en casa, ha emprendido un nuevo estudio sobre la forma como se comunican los mininos. En una entrevista para National Geographic, Schötz, cuenta que los gatos cuando maúllan normalmente se están dirigiendo a un humano y no se comunican con otros gatos.

Por ello está recopilando información en forma de grabaciones de personas y gatos que viven en dos regiones de Suecia distantes en más de 500 km. y que hablan en dialectos diferentes. Su objetivo es analizar “la melodía de las vocalizaciones de los gatos, para ver si podemos identificar patrones en las distintas emociones o en las diferentes razas. En el segundo estudio, vamos a exponer a los gatos a los diferentes tipos de habla humana y ver cómo responden”.

Con ello, determinaran si “la mayoría de los gatos usa melodías similares para decir, por ejemplo, Tengo hambre, o si en función de los patrones melódicos de los humanos, los gatos también adoptan esas melodías.

Anuncios