Los avances en genómica van completando los mapas de las especies, ya sean animales o vegetales. Y desde ya, la zanahoria entra en el club de los vegetales (ya son más de 100) que ya tiene completa su secuencia genética.

El estudio ha sido publicado en Nature Genetics y los investigadores aseguran que facilitará importante información para los productores de este cultivo y obtener variedades más resistentes a las enfermedades y también para aquellos laboratorios que investigan sobre sus pigmentos.

De entrada, el trabajo determina que la zanahoria creó su árbol genealógico propio, es decir diferenciado de patatas, uvas o tomates hace unos 100 millones de años, cuando se especializó en la acumulación de carotenoides o antocianinas, dos de sus características más señaladas.

El mapa genético de la zanahoria está formado por 32.113 genes, uno de ellos localizado en la raíz y responsable de la alta acumulación de beta-caroteno, un precursor de la vitamina A.

Anuncios