Ya sabemos que el Y es el cromosoma que determina el sexo, o mejor dicho, que determina el sexo masculino. Se transmite a través del padre y según un estudio publicado por científicos que realiza un profundo análisis genético de un cromosoma Y neardental (procedente de fósiles de El Sidrón), no hay rastro de este linaje en el ADN de los hombres actuales.

A pesar de que la herencia genética de nuestros ‘primos europeos’ puede afectar al 4% de nuestros genes, ni rastro del Y. Puede que se haya perdido por azar, pero conociendo los caminos de la evolución, el mestizaje entre ambas especies hiciera que se extinguiera por completo.

Los científicos descubrieron algunas diferencias entre los genes de los neandertales y cromosomas Y de los humanos modernos. Se cree que los antígenos derivados de uno de estos genes, conocido como KDM5D, provoca una respuesta inmune en algunas madres embarazadas contra sus fetos masculinos y da lugar a abortos involuntarios.

“Hasta donde sabemos, el linaje de cromosoma Y neandertal que describimos está extinto. Puede ser que no sea así, pero más de un millón de cromosomas Y han sido analizados hasta la fecha y no se ha encontrado. Aún no sabemos las implicaciones de este hecho”, subraya uno de los autores.

Anuncios