Lo de los genes o mejor dicho, lo de que lo llevamos todo escrito en nuestro código genético hay que reconocer que da mucho juego, sobre todo para los que nos dedicamos a esto de escribir sobre lo que investigan los demás. El caso, es que leyendo este código que llevamos impresos al nacer se puede predecir las posibilidades que tendremos de ganarnos la vida holgadamente y con un trabajo de prestigio. 

Al menos eso subrayan un grupo de investigadores según se recoge en la revista ‘Psychological Science‘ y se basa en un estudio anterior donde se identificaron las áreas asociadas a los buenos resultados académicos y, cómo no, el trabajo de campo realizado gracias al análisis genético de 918 neozelandeses.

Los científicos descubrieron que aquellos predispuestos a buenos resultados académicos, cuando cumplían los 38 contaban con un trabajo más prestigioso, ganaban más y acumulan más dinero que otras personas observadas.

Los científicos agregaron que esta predisposición no depende de la posición social de los padres ni de nivel de educación que reciban los individuos. “Es importante tener en cuenta y respetar los indicadores genéticos. Cuando los niños no aprenden, culpamos a los profesores y a los padres, pero los niños también difieren genéticamente”, recalcaron los científicos.

Anuncios