Ya saben que en estas páginas tenemos una cierta debilidad por las mascotas, quizá por ello nos hacemos ecos de estudios como el realizado por el doctor Jiann-Ping Hsu, del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Georgia del Sur en Estados Unidos, que revela que las mujeres que tienen una mascota, preferiblemente perro o gato, reducen el riesgo de morir por un problema cardiovascular, como, por ejemplo, una apoplejía.

Tirando de los datos recogidos en la Encuesta de Examen de Salud y Nutrición Nacional (NHANES, por sus siglas en inglés) entre 1988 y 1994 los científicos descubrieron que las mujeres  que cuidaban una mascota en casa, reducía en un 40 por ciento respecto a aquellas que no lo tenían.

Ahora bien, pese a estos datos y de observar que el tiempo y actividad destinada al cuidado de su animal de compañía reportaba beneficios para la salud, los investigadores afirman que se trata de un estudio preliminar que hay que continuar con otros antes de lanzar al bueno las campanas y convertir esa afirmación en una ‘verdad científica’.

Pero ya sabe, si el río suena…

Anuncios