La saliva es un medio ‘natural’ que eligen los virus para pasar de cuerpo en cuerpo y proseguir con su infección. Y si hablamos de saliva, hay que tener cuidado con los besos que damos y a quien se los damos.

Un grupo de investigadores italianos lleva un tiempo investigando a uno de estos virus que viajan a través de ella, el  HHV-6A, una variedad de herpes que afecta a los humanos. Y apuntan en su trabajo que la presencia de este virus podría estar directamente relacionado con posteriores casos de infertilidad femenina que no tiene causa conocida.

Y aunque se trata de un primer trabajo preliminar, “se necesitan nuevos estudios para confirmar que la infección por el virus actúa como desencadenante de la infertilidad femenina”, pero sin duda es un nuevo campo para la investigación.

Los autores, por eso, ponen énfasis en subrayar que aunque otros trabajos posteriores refuten o confirmen su hipótesis, haye que trabajar en el desarrollo de un tratamiento para combatir a este virus, del que en estos momentos no existe ninguno.

Anuncios