La aparición de restos ‘raros’ en el ADN de una población remota en el Índico abre una nueva vía en el proceso evolutivo de los humanos. Parece que hace decenas de miles de años se produjo un ‘encuentro’ fortuito de nuestros antepasados con una especie no conocida hasta ahora de homínidos.

El hallazgo ha sido realizado por un grupo de investigadores españoles y todo comenzó con un sencillo análisis genético a un grupo de individuos de las islas Andamán, en el Océano Índico. Para su asombro, comprobaron la existencia de restos que no se corresponden con los característicos de los humanos que salieron de África ha colonizar el resto del mundo.

Los investigadores comprobaron que tampoco se trataba de ‘trazas’ de denisovanos ni de neandertales. O sea, que tiodo apunta a un desconocido  homínido extinto que comparte un ancestro común con los otros dos pero con una historia diferenciada. “En un futuro próximo esperamos obtener el genoma completo a partir de restos fósiles”, explica Jaume Bertranpetit, líder del trabajo.

El estudio ha sido publicado en la revista Nature Genetics.

Anuncios