De nuevo, las alarmas se encienden. Seguimos -los humanos- matando a otras especies sin control y ahora, el gorila más grande del mundo, está a punto de extinguirse. Como viene siendo habitual, la causa, la caza ilegal de esta especia protegida. Apenas quedan 5.000 ejemplares.

Aunque no es el único simio amenazado, cuatro de cada seis grandes simios están a un paso de la extinción: el gorila del este, el gorila del oeste, el orangután de Borneo y el de Sumatra, según la última versión de la Lista Roja de la UICN.

También los chimpancés y los bonobos están amenazados de extinción. Y es lo de siempre, primero les quitamos el hábitat natural, luego los obligamos a vivir en nuestro particular ecosistema -en el caso del gorila del este la guerra que afecta al Congo, y luego, para rematar la caza ilegal.

“Aunque es ilegal matar o cazar grandes simios, la caza representa el peligro más grave para los gorilas orientales”, subraya la Uicn. “Es realmente escandaloso que estemos a punto de perder a nuestro pariente más cercano en este planeta”,lamenta el conservacionista John Robinson.

La nueva lista roja de la Uicn  comprende 82.954 especies de fauna y flora. Cerca de un tercio, 23.928, están amenazadas de extinción, 68 se extinguieron en el estado salvaje y 855 desaparecieron. Hay sin embargo una buena noticia en este panorama desolador.

Anuncios