Contado tal y como se enuncia en el titular de este post, puede representar el sueño de cualquier persona preocupada por el precario equilibrio del Planeta. Este planteamiento resulta, a día de hoy imposible para cualquier de los gigantes económicos, pero puede ser una realidad, y sin duda un ejemplo a seguir en Costa Rica.

Generar la industria eléctrica suficiente como para abastecer las necesidades del país con fuentes renovables lleva ocurriendo en este pequeño país centroamericano desde hace dos meses. Es una apuesta que ha sido favorecido, también, gracias al buen año de lluvias. pero eso no es lo significativo, sin duda, el acento hay que ponerlo en el desarrollo de una política que favorece la producción de energía de fuentes limpias y que evite lanzar emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Si lo comparamos con España, el camino por recorrer es todavía muy largo. Las energías limpias apenas abastecen un 37% del consumo energético nacional. Y eso que nos consideran como uno de los países donde las energías renovables han recibido un fuerte impulso.

Un espejismo, la consecución de la independencia de las fuentes fósiles, que también avanza en otros países como Noruega, con un 60% de la electricidad producida, o Islandia, con un 70% de su electricidad producida por la geotérmica. y que se ve como un imposible en regiones como Norteamérica  o Europa Central.

Anuncios