Lo del LGTB en animales no es algo común. Más allá de darnos cuenta que nuestro ‘peludo’ disfruta más con los de su mismo género despreciando a los contrarios y alguno que tenga ‘una particular manía’ de intentar montar a los otros machos o hembras.

Hasta ahora, este tipo de comportamiento se había categorizado dentro de los especímenes dominantes, que al tratar al resto como si se tratara de ‘inferiores’ el ejercicio de la monta era un gesto de mando. Pero no se podría llegar a ninguna conclusión de que nuestro ‘peludo’ fuese gay.

Ahora bien, desde Botsuana, llegan una noticia curiosa: leonas con melenas y con comportamientos propios de los machos. En concreto de Moremi, en el delta del río Okavango. Allí se ha localizado a cinco ejemplares hembras con esas características. El estudio se ha publicado en African Journal of Ecology, e incluye imágenes que muestran a estos sorprendentes animales. El análisis muestra que genéticamente se trata de leonas puras, es decir, que no se trata de hermafroditas.

De momento, la única explicación plausible es que estos animales tengan una producción de testosterona por encima de los normal y que ese exceso haya influido en su cambio morfológico y, también, en su comportamiento.

Ahora bien, este exceso en esta hormona las podría convertir en estériles y esto abre un capítulo de preocupación entre los científicos, ya que, de extenderse esta anomalía, esta especie, ya de por sí bastante diezmada por la caza y la presencia del hombre, añadiría un problema más a su supervivencia.

Anuncios