Si es de los que confían en la Ciencia para lograr la inmortalidad dejen de leer este post ya. Porque según publica Nature, la vida humana tiene un límite, por más avances médicos que haya, y más o menos se cifra en torno a los 125 años.

Parece ser, según los estudios al uso, que a pesar de que en las últimas décadas la Ciencia ha contribuido a prolongar nuestra esperanza de vida, este progreso se ha estancado y pudiera haber una frontera de edad infranqueable.

“En contra de lo previamente sugerido, que la longevidad humana puede extenderse más allá (de los límites observados hasta ahora), nuestros datos sugieren de manera sólida que la esperanza de vida está limitada” de forma natural, afirman los investigadores.

Todo tiene que ver, lógicamente, con la genética. No obstante, como casi siempre en Ciencia, se deja una puerta abierta para extender la vida a partir de esos 125 años, aunque sugieren que ese escenario “requeriría intervenciones más allá de la mejora de la salud”. “No existe razón científica para anticipar que [ese tipo de estudios] no puedan tener éxito”, aseguran.

Anuncios