Seguro que es de esos  que cuando se deja absorber por una conversación telefónica y de manera inconsciente no para de dibujar… de rayas y garabatos a caricaturas o monigotes. Aunque digan que los humanos no somos capaces de hacer dos cosas a la vez, que nuestro cerebro no da para tanto -sobre todo el masculino- lo cierto es todo lo contrario.

Según diferentes estudios realizados por diferentes departamentos de psicología, ese tipo de ejercicio no nos quita ni un ápice en nuestra capacidad de memorizar, es más nos ayuda a memorizar un 30% más que si dejamos el bolígrafo quieto.

Este tipo de actos se llaman “actividades de desplazamiento” y responde a un estímulo natural de nuestro cerebro para realizar actividades que requieren muy poca atención a los sentidos que no están involucrados en la conversación.

De hecho, otros, de manera natural tienden a ponerse a caminar como locos. Lo que hacemos es aumentar el ritmo cardicaco, es decir, hacemos circular más sangre que oxigenan tanto a los músculos como al cerebro. O si lo prefieren, activa la corteza motora aumentando nuestra memoria y atención.

Anuncios