Los que tenemos mascota somos conscientes de que perros y gatos sueñan y tienen pesadillas o, por lo menos, sueños convulsos. Ahora bien, como no nos lo cuentan no podremos probarlo jamás.

Así que, dejando la afirmación en el terreno de lo probable, los investigadores aseguran que lo que si parece un hecho cierto es que sus patrones de sueño -y eso es medible- son bastante similares a los nuestros.

A partir de ese hecho, un psicólogo de la Universidad de Harvard, el doctor Deirdre Barrett, profesor de Psicología Clínica y Evolutiva en la Escuela de Medicina, se atreve a asegurar que lo lógico es que sueñen con nosotros, con sus dueños.

Si sus sueños se basan en las experiencias vividas durante el día, como hacemos nosotros, y teniendo en cuenta lo unido que está la mascota con su amo, “no hay razón para pensar que los animales sean diferentes. Como los perros están generalmente extremadamente unidos a sus dueños humanos, es muy probable que tu perro esté soñando con tu cara, tu olor y en complacerte o molestarte”.

Por cierto, cuando su perro duerme y mueve sus patas es porque en sus sueños está corriendo.

Anuncios