Blancos como la leche, con un cierto aspecto de anémico y que no pueden ver la luz solar…. ¿Vampiro? No. Más bien enfermo de Porfiria, una enfermedad que afecta al metabolismo y que provoca un exceso de unas moléculas llamadas porfirinas.

La enfermedad es de transmisión genética, y sus portadores padecen un estado constante de anemia y una gran fotosensibilidad. De hecho, al contacto con los rayos ultravioletas se provocan erupciones e incluso ampollas y esa anemia les hace habituales de las transfusiones de sangre.

Por otra parte, estos enfermos tienen la orina de color rojo -un exceso de porfirina-, el esmalte de sus dientes se torna marrón y padecen retracción de las encías (los dientes por lo tanto se vuelven más largos. Además, son alérgicos al ajo.

Y una vez descrita, ¿no creen posible que Stocker se inspirara en un enfermo de Porfiria para escribir su Drácula?

Anuncios