excavaciones cova eirós

excavaciones cova eirós

Volvemos a la carga con los neardentales. Y nos vamos al norte de la Península, concretamente al noroeste a Galicia, donde las poblaciones de nuestros ‘primos’ los rubios cohabitaban con nosotros, los sapiens, hace 40.000 años.

El caso, es que una investigación que publica el National Geographic, subraya que el periodo de convivencia fue corto. Parece que ambas especies resultaron incompatibles de facto y a pesar de que estaban bien adaptadas al territorio, la presión que ejercimos sobre ellos acabó por hacerlos desaparecer.

Según el estudio, parece claro que las condiciones medioambientales no desencadenaron la extinción de los neandertales. “Se ha llegado a la conclusión de que la especie neandertal se extinguió por una combinación de factores, entre ellos el estrés poblacional causado por la llegada a la península Ibérica del Homo sapiens, con quien entraría en competencia”, sostiene uno de los autores del estudio.

Las condiciones del ecosistema, según los datos recogidos de las excavaciones realizadas en la cueva de Eirós se han documentado, al menos, 18 pequeños vertebrados: una rana, una serpiente, cuatro insectívoros, cuatro quirópteros y ocho roedores.

Estos microvertebrados “nos permiten realizar inferencias paleoambientales y paleoclimáticas muy detalladas, puesto que aportan datos muy interesantes sobre el ecosistema que los acogió (clima, vegetación…)”, según el estudio y que les ha permitido concluir que la desaparición de los ‘rubios’ no fue un problema ambiental si no de la convivencia con nosotros.

Anuncios