segundo, tiempo, rotación Tierra

Reloj Puerta del Sol

Acabamos el año con un segundo más. Este 31 de diciembre, a las 23 horas, 59 minutos y 59 segundos se añadirá este tiempo extra. El asunto tiene que ver con la rotación de la Tierra y los acuerdos internacionales logrados para que el Tiempo Universal Coordinado (UTC) y UT1, una medida del ángulo de rotación de la Tierra en el espacio, estubieran coordinados.

El International Earth Rotation and Reference Systems Service (IERS) es la organización que supervisa la diferencia entre las dos escalas de tiempo, y establece segundos intercalares para ser insertados o retirados de la UTC, cuando sea necesario mantenerla dentro de 0,9 segundos. Para determinar la UTC, se genera primero una escala de tiempo secundaria, el Tiempo Atómico Internacional (TAI); consiste en la UTC sin segundos intercalares.

Cuando el sistema se instituyó en 1972,  26 segundos bisiestos adicionales se han añadido a intervalos variables de seis meses a siete años, con el más reciente insertado el 30 de junio de 2015.

Las mediciones muestran que la Tierra, en promedio, corre lenta en comparación con el tiempo atómico, en alrededor de 1.5 a 2 milisegundos por día. Estas observaciones muestran que después de alrededor de 500 a 750 días la diferencia entre el tiempo de rotación de la Tierra y el tiempo atómico sería aproximadamente un segundo.

En lugar de permitir que esto suceda, un segundo se inserta para acercar las dos escalas de tiempo. Fácilmente podemos cambiar la hora de un reloj atómico, pero no es posible alterar la velocidad de rotación de la Tierra para que coincida con los relojes atómicos.

Anuncios