rata-sciencie-cosquillas

rata-sciencie-cosquillas

Su causa es todavía un misterio para la Ciencia, aunque se ha podido detectar que en algunos casos su origen en genético. En concreto de la mutación de un conjunto de genes, como el gen llamado Gnptab, cuya mutación se asocia con otras enfermedades neurológicas graves. Hablamos del tartamudeo. 

Y para comprobarlo, un grupo de investigadores ‘diseñaron’ ratones con la misma mutación en el gen Gnptab que los humanos. El resultado es que los ratoncillos mostraban las mismas anomalías que un ser humano que padece ese trastorno. La investigación se ha publicado en Current Biology

“Sorprendentemente encontramos anomalías similares en las vocalizaciones de ratones y humanos que tienen esta mutación, lo que demuestra que existe una vía común en ambos tipos de habla”, señala uno de los autores del estudio.

Con esta confirmación, se abre una inveresante vía de investigación para entender este trastorno del habla que afecta a millones de personas en el mundo. Porque si no se entiende un problema, resulta imposible encontrarle una solución.

Anuncios