impresora-3d-fabrica-piel

La impresión en 3D está revolucionando el mundo tecnológico y, por qué no, también el científico. A la colección de objetos que pueden fabricarse con este tipo de impresoras hay que sumar una nueva e importante: la creación de piel. Otro triunfo de lo bio, que es capaz de crear una réplica natural de la piel con sus dos capas, la epidermis y la dermis. Esta piel artificial podría utilizarse para trasplantes y también podría tener un uso en la industria de la cosmética y farmacéutica, ya que servirá para realizar pruebas sobre los nuevos productos que desarrollan.

El proceso se puede realizar a través de: alogénica, a partir de un stock de células a gran escala, para procesos industriales; y  autóloga, creada caso a caso a partir de células del propio paciente, para usos terapéuticos como quemaduras graves.

Ahora solo falta que las diferentes autoridades europeas autoricen su uso.

El prototipo ha sido desarrollado por científicos de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), del CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, junto  con la firma BioDan Group.

Anuncios