extincion primates

Otra extinción en masa se avecina. La de los primates, y cómo no, gracias a la inequívoca acción de los humanos. Y puede ocurrir en apenas 50 años. Más de la mitad de las 500 especies de monos que existen están amenazadas de extinción y tres de cada cuatro han visto tan mermadas sus poblaciones que podrían desaparecer en breve.

La amenaza para ellas proviene en la mayor parte de los casos por la extensión de las prácticas agrícolas y ganaderas y cómo no a la explotación minera y petrolero. Nosotros comeremos, aunque sea a costa de destruir el hábitat de los seres que nos circundan. Lo dicho, nuestro beneficio personal por encima del destino de cualquier otro ser vivo.

Este apocalíptico previsión se recoge en un artículo publicado en Science Advances y combina datos de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, artículos científicos y bases de datos de Naciones Unidas–.

“Para muchas de estas criaturas es realmente su última hora”, confiesa Paul Garber a SINC, coautor de la evaluación y profesor de Antropología de la Universidad de Illinois (EE UU). “Muchas especies de lémures, monos y simios –como el lémur de cola anillada, el colobo rojo de Udzungwa, el langur negro de nariz chata, el langur de cabeza blanca y el gorila oriental de llanura– tienen poblaciones de pocos miles de individuos y, en el caso de otros, como el gibón de Hainan en China, solo quedan unos 30 ejemplares”, añade el científico, que ha colaborado con otros centros de investigación como la Universidad Nacional Autónoma de México.

Es necesario, según los expertos, tomar medidas en el asunto y realizar una una acción urgente a escala regional y global para proteger a las poblaciones de primates silvestres que se encuentran en peligro de extinción.

Alejandro Estrada et al. “Impending extinction crisis of the world’s primates: Why primates matter”. Science Advances 2017;3: e1600946

Anuncios