ulchi

Del mismo modo que comentamos la evolución -a veces mestizaje- que tenemos como especie desde que ‘bajamos de los árboles’, nos interesamos por saber los estudios que analizan los pobladores que se mantienen fieles a sus orígenes.

Y en esto, la genética tiene mucho que decir. Un estudio publicado en Science Advances profundiza en lo que ha ocurrido con determinados habitantes de Asia, donde la similitud genética entre los antiguos cazadores recolectores y la población moderna se mantiene prácticamente sin cambios.

 

La falta de movimientos migratorios en determinadas zonas en el este de Asia permiten determinar esta gran coincidencia genética con sus antepasados durante la Edad de Piedra. Algo que ha quedado patente en el estudio comparativo de la genética actual de los pueblos Ulchi, en la frontera de Rusia con China y Corea.

 

“Genéticamente hablando, las poblaciones del norte de Asia oriental han cambiado muy poco durante alrededor de ocho milenios”, apunta el director del estudio, Andrea Manica, de la Universidad de Cambridge.

 

 

 

“Nuestro trabajo sugiere que estos grupos forman un fuerte linaje genético descendiendo directamente de los primeros cazadores-recolectores neolíticos que habitaban la misma región miles de años antes”, ha concluido.

Anuncios