Nos queda todavía mucho por descubrir y por conocer, y afortunadamente el paciente trabajo de los arqueólogos nos permite seguir avanzando en el terreno del conocimiento. El último hallazgo publicado es la aparición de un fósil en el que se puede apreciar con bastante detalle su sistema nervioso central.

Ha aparecido en China, al sur del país y el resto fosilizado pertenece a un Chengjiangocaris kunmingensis, un animal similar a los crustáceos actuales cuya existencia se remonta a  520 millones de años. El estado de conservación es tal que se puede observar con precisión los nervios individuales de este antepasado de los artrópodos son visibles.

Según los autores del descubrimiento, es la primera vez que se observa este nivel de detalle en un fósil de esta antigüedad. El hallazgo, publicado en la revista PNAS, permitirá a los investigadores entender cómo evolucionó el sistema nervioso de los artrópodos.

Anuncios