Tag Archive: agua


Madera fresca para filtrar el agua

pinos

Los viajeros lo saben, el agua es el principal foco de infecciones y de enfermedades cuando estamos fuera de nuestro país. Bueno, a veces, incluso en nuestro país. Ya saben dependemos de los tratamientos que realicen las diferentes autoridades o administraciones. Seguir leyendo

mar de aral 2014

Después nos llamarán agoreros o apocalípticos, pero hay hechos que no nos gusta tener que comentar, y menos cuando estaban más que anunciados desde hacía varios años. El Mar de Aral cada vez se parece más a un charco, pero a uno pequeñito.

Este lago, que se encuentra en Asia Central, mengua peligrosamente año a año, tanto que la cuenca oriental se ha secado por completo. En 1960 contaba con una superficie de 60.000 kilómetros cuadrados —más o menos el doble que Cataluña— y ahora apenas llega a los 6.000. Seguir leyendo

precio del éxito-lago-microalgas

Los conservacionistas sabemos que acertar no está exento de riesgos. Acometer cualquier labor de recuperación de un espacio natural de manera exitosa puede, a medio plazo, llevar al desastre. La paradoja estriba en que si no se adoptan con cuidado determinadas precauciones, cualquier acción ejercida para la conservación de un espacio puede desembocar en graves desequilibrios, cuyo resultado sea una mortalidad masiva de las teóricas especies protegidas.

Y me explico. Cuando nos afanamos en proteger determinados ecosistemas para que, por ejemplo, sirvan de descanso para las aves migratorias, hay que tener en cuenta que ese incremento de la población de aves puede aumentar el número de desechos orgánicos, lo que a su vez provocan la eutrofización de las aguas. A mayor tráfico, mayor contenido de algunos nutrientes en forma de fosfatos, nitratos, etc, lo que a su vez hace que proliferen grandes poblaciones de microalgas que contaminan el agua. Seguir leyendo

No todas las aguas son iguales

waterlab

El salto tecnológico que supusieron las sucesivas revoluciones industriales que hemos sufrido desde mediados del siglo XVIII ha abierto, sin duda, numerosas oportunidades de desarrollo y mejoras en nuestra calidad de vida. A pesar de estos avances, de lo que no hemos podido prescindir, al menos todavía, porque quién sabe lo que ocurrirá en los años venideros, es del sector primario: necesitamos comer para poder sobrevivir.

Por tanto, si algo nos va a quedar, si es que sobrevivimos a tanto éxito tecnológico, son las industrias o actividades vinculadas al sector alimentario: agricultura, ganadería y pesca. Y hablando de comida, este terreno también mira con ojos golosos al mar. Y lo observa en una doble dirección. Por una parte, la actividad extractiva —pesca o recolección natural— y por otra, la del cultivo, también denominada genéricamente acuicultura. Seguir leyendo

sweetcorn plants browning

La palabra transgénico se asocia de inmediato con la maléfica Monsanto y la explotación del Tercer Mundo. Pero es fácil confundir la mejora genética con la ingeniería genética y a menudo mezclamos ambos conceptos. La agricultura se basa en el primero de ellos y, sin ánimo de entrar en ninguna polémica, desde Más que Ciencia nos decantamos por ella.

Durante siglos, los pacientes agricultores —cuando no la propia selección natural, que favorece a los más preparados— se empeñan en separar de sus cultivos las semillas de las plantas más productivas para plantarlas en la cosecha siguiente. Una labor que, al cabo de cinco o seis generaciones, provoca cambios, hasta tal punto que incluso podríamos hablar de variedades diferentes… o transgénicas.

Dicho lo cual, también nos planteamos dónde está la frontera que puede declarar una práctica legal o ilegal. Y nos explicamos. Si somos capaces de hacer crecer una planta más resistente, que se desarrolla en condiciones extremas y que con ella podamos obtener el sustento de una población condenada al hambre, ¿estaría justificado el uso de ingeniería genética para lograrlo?  Seguir leyendo

morguefile

Los mal pensados dicen que el sentido común es el menos común de los sentidos. Sin dejarnos dominar por ese pesimismo estructural, ciertamente, en ocasiones las soluciones más ingeniosas suelen ser las más sencillas. Y para eso están los ingenieros.

Cuando hablamos del tratamiento de las aguas potables, los sistemas al uso proceden a la limpieza de la turbidez de las aguas tratándolas con floculantes. Es decir, añadiendo a las aguas una sustancia química que permite aglutinar esas partículas en suspensión. Ese floculante, como pesa más que el agua, por simple decantación (ya saben, uno de los efectos de la ley de la gravedad en las aguas) se depositan en el fondo. Y desde allí se procede a su extracción mediante succión o la utilización de las aguas. Este sistema es el utilizado para limpiar las piscinas. Seguir leyendo

kconnors 

Si alguno de nosotros observa a un padre dando de beber cerveza a un niño tardará tiempo en denunciarlo ante las autoridades. Pero si hacemos un viaje en el tiempo, al pasado, esa imagen pasaría a ser considerada como la de un progenitor protector, e incluso ejemplar. Vaya por delante que no vamos a hacer apología desde estas páginas del consumo de alcohol y menos para los menores, sencillamente vamos a releer un pasaje de la historia y congratularnos de haber nacido en esta época donde los avances médicos y de los controles sanitarios nos facilitan mejores condiciones de vida.

Beber agua en malas condiciones es una de las principales causas de mortalidad y epidemias. Y siempre ha sido así. La costumbre de hervirla es relativamente moderna y de pozos, ríos o estanques procedían gran parte de las enfermedades que han provocado pandemias a lo largo de la historia. Esta circunstancia hizo que se desde tiempos remotos se extendiera una costumbre que ahora se nos antoja equívoca, pero que tiene su explicación médico-sanitaria: dar de beber a los niños cerveza en lugar de agua. Seguir leyendo

Aguas en peligro

pedrojperez

Somos química y a ella le debemos la vida. Pero el problema es que también por ella podemos desaparecer. Cada año los europeos —solo nosotros— hacemos crecer la lista de sustancias químicas que se vierten al mar y que son la principal fuente de contaminación de las aguas. Ya están catalogadas cerca de 30.000 sustancias que se producen de manera industrial y cuyos residuos acaban diluidos en el mar repercutiendo negativamente en los ecosistemas —en superficie o sumergidos— donde se depositan.

Por ello, en el último documento elaborado por el Marine Board y la Fundación Europea de la Ciencia (ESF), se señala la necesidad de redoblar los esfuerzos en lo relativo a la vigilancia y la reglamentación de los contaminantes químicos hallados en los mares de Europa.

En el informe, titulado Monitoring Chemical Pollution in Europe’s Seas: Programmes, Practices and Priorities for Research (Vigilancia de la contaminación química en los mares de Europa: programas, prácticas y prioridades para la investigación), se realiza una instantánea de los marcos normativos y los programas de vigilancia que existen en el continente europeo. Los autores subrayan que existen carencias significativas, que no abarcan en su totalidad los contaminantes potencialmente dañinos y, sobre todo, que la legislación está bastante retrasada en el uso de nuevos productos químicos de uso industrial reciente.  Seguir leyendo

wallyr

Los nanomateriales —materiales que no superan la micra de tamaño— se antojan como gran parte de las soluciones a los problemas del presente y del futuro. Materiales artificiales, creados en su mayoría en un laboratorio, que por sus propiedades —impermeabilidad, capacidad de conducción eléctrica, aislantes, durabilidad o resistencia— van a dejar obsoletos a los que conocemos en la actualidad. Una de los que están suscitando una mayor atención es el nitruro de boro.

Material artificial compuesto binario del boro —tiene las mismas proporciones de esta sustancia y de nitrógeno—, fue descubierto a principios del siglo XIX y comercializado medio siglo después. Se utiliza actualmente para la fabricación de aislantes eléctricos, crisoles para reacciones o materiales electrónicos.

De hecho, se trata de una material extremadamente duro —el segundo tras el diamante, lo que le permite una aplicación como abrasivo para herramientas industriales— con propiedades de aislante eléctrico, muy impermeable y excelente conductor del calor.  Seguir leyendo

Los Ojos del Guadiana vuelven a llorar

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ojos del Guadiana, foto Greenpeace

A los que nos gusta la naturaleza nos suelen impresionar los nacimientos de los ríos. Comprobar cómo un pequeño manantial se acaba convirtiendo en un gran cauce de agua donde florecen numerosos ecosistemas.

Yo, que soy de planes de estudio pretéritos —ahora no sé con exactitud si los estudiantes de secundaria estudian eso— aprendía en esas aulas de geografía que el Guadiana era un río peculiar. Brota en la montaña, en los alrededores de las Lagunas de Navalcudia, trascurre por su cauce y, unos kilómetros más abajo, pasadas las Lagunas de Ruidera, desaparece bajo la tierra para volver a surgir en un punto que, tradicionalmente, se ha denominado los Ojos del Guadiana.

Un fenómeno realmente inusual que dio pie a que el imaginario popular construyera numerosas leyendas y, en España, el dicho “eres como el Guadiana”, haciendo referencia a personas que desaparecen como por arte de magia y vuelven a aparecer. Técnicamente no es que se convierta en un río subterráneo, sino que se filtra en un sistema acuífero a través de las múltiples fisuras en las rocas.  Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: