Tag Archive: calcio


riñon

Tener una buena base de datos estadísticos y realizar cruces entre varias variables —por muy estrambóticos que parezcan— proporciona en ocasiones buenos réditos para la Ciencia en forma de soluciones para determinados problemas, en especial de salud.

Tomemos por ejemplo dos datos por separado. El primero, que año a año, fruto del cambio climático, aumentan las temperaturas y se acorta la diferencia entre las estaciones. El segundo dato es relativo a la evolución de las personas que padecen de cálculos en el riñón. Unámoslos y la resultante es que se puede incrementar el número de pacientes que sufre esta patología en un 20% en los próximos años. Sigue leyendo

Mala leche

Periódicamente, el ser humano se dedica a revisar sus hábitos alimenticios y los pone boca arriba: lo que antes era bueno ya no lo es tanto y surgen con fuerza nuevos productos que sustituyen a los anteriores. ¿Descubrimientos científicos, intereses comerciales o sencillamente marketing? De un tiempo a esta parte, la leche (y alguno de sus derivados) parece estar en el foco de mira.

El primer argumento de sus detractores es irrefutable: somos la única especie que consume este producto en edad adulta, y además, procedente de otras (de vaca fundamentalmente o de cabra). Es decir, que somos raritos si nos comparamos con el resto de los animales, que solo la ingieren de peques. Resulta obvio explicar lo rica en nutrientes que es la leche maternal, pero solo para quienes están en edad de crecer. Sigue leyendo

Debemos admitir que mucha gente necesita la versión oficial para empezar a pensar en algo que viene diciéndose desde hace ya mucho tiempo. Ingerir leche como fuente de aporte de calcio a nuestro organismo no tiene mucho sentido, máxime si tenemos en cuenta su inconvenientes, riesgos y el hecho de que podemos obtener calcio de muchas otr­as fuentes. Ahora ha sido un informe oficial de la Escuela de Salud Pública de Harvard el que arroja luz sobre este asunto.

En primer lugar, un po­co de estadística básica: a pesar de la cantidad ingente de leche y productos lácteos que se ingieren en el mundo, la osteoporosis y desórdenes relacionados siguen en aumento. Conviene recordar que la leche, una vez metabolizada, genera acidosis por lo que no solo no sirve como la mejor fuente de calcio, sino que en determinados casos puede generar descalcificación (el cuerpo lucha contra la acidosis tomando calcio de los huesos para neutralizarla).

Desde Harvard se cuestionan además si la leche y los lácteos son realmente la fuente primordial a la que recurrir para obtener calcio. Entre los inconvenientes citan algunos muy importantes, como la altísima cantidad de personas que, sin llegar a ser alérgicas, padecen intolerancia a la lactosa, traducida en síntomas que por ser leves y dispares pueden no asociarse a la leche (gases, hinchazón, calambres, diarrea). Más importante aun son algunos hallazgos sobre la relación entre el consumo de leche y lácteos y el riesgo de padecer cáncer de ovario y/o próstata.  Sigue leyendo

El peso de los cuernos y la crisis

En el último congreso en el que salió elegido secretario general del PSOE, Felipe González alertó a los suyos de que tuvieran cuidado, no fueran a morir de éxito. Quizá sin saberlo, o consciente de ello, el promotor del “cambio” expresaba una de las leyes de la evolución: los logros a corto plazo no siempre se traducen en la supervivencia de la especie.

Solo le faltó en su discurso contar la historia del mal llamado Alce Irlandés (Megaloceros giganteus), el mayor ciervo que jamás existió y que, tras medio millón de años poblando Asia y Europa, se extinguió hace unos 10.000, tras un corto periodo de declive.

En su evolución, los machos de la especie se fueron haciendo cada vez más grandes, ya que el de mayor tamaño era quien ganaba las peleas y atraía mayor cantidad de hembras durante la berrea (el periodo de celo). Así, los ejemplares ganadores fueron trasmitiendo sus genes, comenzando una carrera evolutiva hacia la consecución de machos grandes.  Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: