chili

En cuestiones de gastronomía, soy de las partidarias de la buena mesa y de probar todo tipo de viandas y platillos(cebolla aparte , lo siento). Vamos, que como se suele decir, “tengo  buen diente”. Aun así, si me dan a elegir, no soy de las que se muestran ardientemente a favor del picante. O sea, que determinadas especies y los chiles, pues lo justo.

Esa sensación que inunda el paladar cuando masticamos un chile a mí, particularmente, no me resulta placentera. Y en eso andaba el otro día, debatiendo con mi pareja sobre sabores, cuando se me vino a la cabeza la necesidad de escribir estas líneas. Y es que mi santo es de los partidarios de sabores “fuertes” y henos tenido mas de un arrebato culinario al respecto. Seguir leyendo