Tag Archive: ciencia


Relaciones de parejaQue hemos nacido para sufrir está claro, si no sería imposible comprender ese empeño que tenemos los humanos por encontrar una pareja estable que nos acompañe hasta el final de nuestros días a pesar de los sucesivos fracasos con los que nos topamos. Seguir leyendo

pain

Hace ya un par de años, les hablamos del experimento Milgram, ese que se realizó en la década de los 60 y que probó que personas normales son capaces de llegar a la tortura de un semejante amparándose en la obediencia debida —seguir órdenes de alguien a quien creemos superior en el escalafón sin pararnos a pensar si estas son justas o tienen consecuencias para terceros—.

Un experimento que entre otras cosas introducía algo de lógica, aunque fuera perversa, para entender cómo un país entero se puede volver loco y seguir ciegamente —activa y pasivamente— a un dirigente con propuestas descabelladas; por ejemplo, la Alemania nazi. Este psicólogo norteamericano pretendía estudiar el porqué se obedecen órdenes destructivas cuando proceden de la autoridad.

Lo que a tenor de una revisión de estos experimentos no se cuenta es que sus participantes obedecieron en nombre de la Ciencia, o mejor dicho, el creer que estaban contribuyendo a hacer progresar la Ciencia fue uno de los argumentos que hizo que  alguna de estas personas se convirtieran en torturadores de sus semejantes.  Seguir leyendo

Ciencia, realidad y literatura: Ricardo III

chespir

La literatura ha hecho famosos a personajes históricos a los que no siempre ha descrito con rigurosidad. Ya saben, las licencias de la ficción permiten adornar a nuestros héroes o antihéroes con atributos que no han de corresponder con la realidad, y así los hacen parecer a nuestros ojos o más malvados o más amables. Y para describir la maldad, nada mejor que características que los hagan parecer feos. Menos mal que luego viene la Ciencia y deja las cosas en su lugar.

Eso lo sabía bien Shakespeare, quien añadió una ostensible joroba a Ricardo III, el rey cruel y malvado de su drama. Y aunque el monarca padecía escoliosis —una desviación de su columna vertebral— de chepa, nada de nada. Seguir leyendo

Jugar a anticipar el futuro

future

A los humanos nos gusta anticiparnos al futuro. Dejar volar nuestra imaginación —o no tanto— y dibujar cómo serán los días venideros que nos aguardan ha dado lugar a un subgénero literario de gran éxito, la ciencia ficción, y ha grangeado el éxito a personalidades tan dispares como Julio Verne o Isaac Asimov. También nos apasiona el mundo apocalíptico de las predicciones de los augures.

Fruto de una vida aburrida o por la curiosidad a la que nos lleva la revolución tecnológica, lo cierto, es que periódicamente los norteamericanos —los yankis— nos obsequian con encuestas más o menos científicas donde los preguntados se manifiestan acerca de ese mundo porvenir. Seguir leyendo

Ciencia y gastronomía: claves por descubrir

gastronomia

Algunos definen la labor de la ciencia y de los científicos como una paciente labor de observación de fenómenos naturales y de relacionarlos entre sí. Y no les falta razón, la mayoría de los descubrimientos científicos están ahí, al alcance de nuestra mano. Ocurren de manera natural y se repiten día a día (o experimento a experimento). Tan solo hace falta una mirada inquieta para poner el dedo en la llaga y mostrar que existe una causa/efecto. Y si no, que se lo digan a los investigadores en antibióticos. La penicilina estaba al alcance de todos, pero sólo uno, Fleming fue capaz de descubrirla.

Sirva esta entrada simplemente para animar a los curiosos, que quedan muchas cosas por descubrir, tan sólo hace falta una cierta dosis de voluntad o de originalidad. Y allá va otro ejemplo: la cultura gastronómica —la del Norte y la del Sur— está marcada por varios factores, pero quizá uno que destaca sobremanera sea la aplicación de especias. Seguir leyendo

La Ciencia al rescate de la hamburguesa

hamburguesa

Si acudimos a la Ley de Murphy, indefectiblemente la tostada siempre se cae por el lado de la mantequilla o mermelada y no se apure, que por mucho que se afane, siempre acabará por mancharse el bigote. Del mismo modo, para disfrutar de una buena hamburguesa, es imprescindible acabar con los dedos y los morretes manchados, como si se tratara de un infante.

Son esos misterios indescifrables de la Naturaleza que se convierten en axioma. ¿Seguro? Es posible que si acudimos a la ciencia encontremos la manera de que la profecía no se cumpla a sí misma. Porque, en definitiva, practicar esos deportes de riesgo se trata de una técnica, y tras cualquier procedimiento técnico siempre tendremos el soporte de lo científico.

Eso, al menos, pensaron los guionistas de un programa televisivo —de humor— japoneses, quienes ni cortos ni perezosos se encomendaron a tres especialistas: un dentista, un ingeniero y un experto en fluidos para determinar cuál es el error de partida de los comedores de hamburguesas que hace que acaben pringados por todas partes.  Seguir leyendo

No solo es economía, sino matemáticas

dolares fuego

Tradicionalmente, los científicos hemos permanecido alejados de una disciplina como la Economía —más allá de preocuparnos por conseguir los fondos para hacer que funcionen nuestros grupos de investigación—. Y quizá por ello se han conseguido en este área tan sonoros fracasos en su capacidad de predicción. Uno de los más significativos, sin duda, el desarrollo de los postulados marxistas que jamás contaron entre sus hipótesis con la posibilidad de que el capitalismo fuera evolucionando. Y que quede claro que no cuestiono su filosofía ni sus ideales, tan solo sus postulados en esta materia.

Afortunadamente, la crisis parece estar dando la vuelta a la tortilla y, del mismo modo que no hace mucho se hizo célebre la frase “es la economía estúpido” relativa a la descalificación de un candidato presidencial estadounidense a otro para demostrar sus escasas luces, a más de un economista afamado y ortodoxo habría que aplicarle “son las matemáticas (o la física) estúpido” para que dejara de refugiarse en sus teorías. Seguir leyendo

Inventos de cine

Annex - Marx Brothers (Duck Soup)_01

Cuando un actor o actriz se refiere a sus sufridos comienzos antes de alcanzar el estrellato, nos encontramos con patrones casi unánimes de comportamiento que no presagian el glorioso destino que muchos de ellos alcanzan con posterioridad.

Entra dentro de lo posible que aquel camarero que os servía solícito en la terraza del bar fuera Antonio Banderas, o aquel mimo que os saludaba por las calles de tu ciudad ocultara el rostro de Robin Williams, o el albañil que os hizo la obra del baño fuera el mismísimo Sean Connery, ayudado en las labores de pintura por Harrison Ford.

Sin embargo, ha habido actores y actrices, hoy muchos de ellos olvidados, que han tenido un cerebro que nos ha servido de forma anónima para progresar en muchos campos de investigación. Seguir leyendo

¡Ya está todo inventado!

az-zahrawi

En una ocasión, en un congreso científico al que asistí, durante la cena de gala del mismo, unos individuos vestidos como trovadores interpretaron música medieval con sus laudes. Me sorprendió muchísimo observar cómo en su ejecución nos obsequiaron con unos punteos de guitarra al más genuino estilo heavy metal, pero sin salirse de las pautas del pentagrama de la Edad Media. Mi conclusión fue: “Ya esta todo inventado”.

Y es cierto que a veces, al reflexionar sobre nuestro entorno o nuestro trabajo, pensamos que este instrumento, esta técnica o este dispositivo han sido inventados hace poco. A veces nos podríamos sorprender de lo antiguas que pueden ser las cosas; quiero decir, cuánto tiempo llevan inventadas… Seguir leyendo

 

maze

A veces uno no es consciente de lo que pueden complicarse las cosas. Me refiero a que es habitual que queriendo arreglar una cosa fastidiemos otra. Me ha venido a la memoria uno de estos desaguisados monumentales, ocurrido hace no demasiado tiempo.

Existe un herbicida, es decir una sustancia para evitar que crezcan las malas hierbas, llamada atrazina que, además de llevar a cabo su papel, hace cosas que no debería hacer. Me explico. Este herbicida produce una castración química de ranas macho. Mal asunto, pero es que además una de cada diez ranas machos se convierten en hembras. Tela marinera. Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: