Tag Archive: ciencia


Relaciones de parejaQue hemos nacido para sufrir está claro, si no sería imposible comprender ese empeño que tenemos los humanos por encontrar una pareja estable que nos acompañe hasta el final de nuestros días a pesar de los sucesivos fracasos con los que nos topamos. Sigue leyendo

Anuncios

Ciencia de lo absurdo

Una vez al año, además de los Nobel, la Ciencia dedica un minuto para reflexionar sobre las investigaciones más absurdas que se emprenden en el plantea. Trabajos que se realizan y que no van a suponer ningún gran paso para la Humanidad. Son los IG Nobel que organiza la revista Annals of Improbable Research. Sigue leyendo

También hay Ciencia en el diseño

Aunque les parezca mentira, detrás de los diseños también hay algo de Ciencia y algunas de las formas que presentan determinados objetos obedecen a una lógica que permite su mejor uso. Aún así, seguro que usted es de los que les gusta buscarle los tres pies al gato y opta por aplicar su propio criterio.

En cualquier caso, allá van unos consejos para el buen uso de determinados diseños:

Azúcar en tubo. Esta particular manera de empaquetar los azucarillos para el café matutino tiene su manera de apertura especial. Están diseñados para abrirlos por el centro. La presión que ejercemos para romper el papel resulta suficiente para que no se vierta su contenido, algo habitual si lo abrimos por un lateral.

pastillas

Chicles o caramelos en paquete rígido. La pestaña que se abre en el lateral superior está diseñada para facilitar que salgan. Así que nada de sacudir el paquete contra su mano. Sitúe el paquete con la apertura boca abajo y jale de la pestaña al tiempo que la gira para ponerla en posición horizontal. Saldrá automáticamente el chicle o el caramelo sin que se caiga al suelo.

apertura tetrabrik

Verte el líquido de un tetrabrik. La manera correcta es justo la contraria que todo el mundo hace, es decir, dejando la boquilla en la parte más alejada del vaso

Por cierto, sabe que la apertura de las anillas de los refrescos existen para sujetar a través de ellas las pajitas.

Los trucos de hacer un buen puchero

Nueva parada en los fogones. Toca hablar de legumbres… o de pucheros. Porque en esto de hacer un buen puchero mucho tiene que decir el ‘arte’, pero también la ciencia. Porque todo tiene que ver con el agua.

De entrada hay que tener en cuenta que hablamos de legumbres secas. Es decir que precisan de un proceso de hidratación previa a su cocinado, que también se hace con agua. Así que, más allá del material del recipiente que utilicemos para su cocción -cuando más refractario mejor ya que mantendrá la misma temperatura en toda su superifie- la calidad del agua influirá y mucho en su posterior sabor y textura. Sigue leyendo

En concreto el baloncesto ofrece un modelo que se asemeja al proceso evolutivo de las especies. Al menos eso sostienen cuatro investigadores de las Universidades de Las Palmas de Gran Canaria y Playa Ancha (Valparaíso, Chile). Sigue leyendo

De cuando en cuando, la ciencia certifica lo obvio. En este caso que los valores negativos que se instalan en una sociedad acaban por impregnar a todos los miembros de la misma y provocan graves retrocesos en la convivencia.  Sigue leyendo

Matar en ‘nombre de la Ciencia’

pajaro

Los científicos también son objeto de polémica y no todos los actos cometidos en nombre de la Ciencia tienen que ser ni entendidos, ni comprendidos, ni mucho menos celebrados. Recientemente la polémica ha estallado y con bastante virulencia en torno a un hecho que a juicio de un profano resulta insólito.

Christopher Filardi, un investigador del Museo Americano de Historia Natural, halló  en una expedición un ejemplar de  ‘martín pescador bigotudo’, un tipo de ave de color amarillo, naranja y azul que hacía tiempo no se había visto en décadas. De hecho se consideraba un animal extinguido. Sigue leyendo

Fuego, sal y el secreto de un buen filete

Que la ciencia ha llegado a la cocina es un hecho que no necesita comprobación. De hecho, lo ha estado siempre, aunque no nos hayamos dado cuenta o no contábamos con los conocimientos necesarios para descubrirlo. Pero no se preocupen que estas líneas no van de cocina moderna, ni de esa denominada cocina molecular harto compleja para el común de los mortales, aunque resulte una delicia para el paladar.

Parada y fonda, hoy, en algo tan sencillo como hacer un filete tierno, jugoso y con sabor. Y lo hacemos de la mano de uno de los maestros de la cocina, el chef J. Kenji López-Alt , que amenaza con revolucionar la ciencia culinaria con su libro ‘The Food Lab: Better Home Cooking Through Science‘.

De entrada, para cocinar un filete hay que partir de dos elementos fundamentales, el fuego y el agua. El maestro cocinero recomienda que lejos de la creencia popular que indica que lo mas importante es calentar la sartén a fuego rápido, lo que hay que hacer, para lograr un proceso de cocinado parejo es comenzar suavemente y terminar con un golpe de calor, un sellado que dicen los maestros de los fogones.

El asunto tiene que ver con algo tan sencillo como la evaporación del agua que contiene la carne. Si desaparece más lentamente, cualquier alimento se prepara de manera más equilibrada, jugosa y sabrosa -eso por no contar con que evitaremos con la pérdida de humedad que quede como la suela de una zapatilla-.

Y el agua es el otro elemento clave, lo que hay que procurar es que se mantenga el mayor tiempo posible en nuestro trozo de bife. Y lo es porque la sal evita la evaporación. Por ello, el cocinero recomienda salar la carne mucho antes de que nos dispongamos a cocinarla.

Incluso de un día para otro. Teniendo en cuenta que la mayoría de la energía -calor- que recibe la carne cuando la ponemos al fuego se destina a evaporar la carne, si está debidamente salado retrasamos ese proceso y logramos dos cosas fundamentales: que torne ese color característico oscuro -tostado- de la carne bien hecha y que se cocine de manera homogénea logrando un filete (bistec, si lo prefieren) dorado, tostado y sabroso.

 

Gracias a ti, Oliver Sacks

base_image

Afortunadamente, el número de personas que se dedican a la divulgación científica aumenta, pero como en cualquier actividad, solo unos pocos alcanzan el reconocimiento universal. Son personas tocadas con una vara especial, como Sagan o Asimov, que son capaces de llegar al gran público y popularizar algo tan habitual en nuestro día a día pero a la vez tan complejo como es la ciencia.

Uno de los grandes nos acaba de dejar. Oliver Sacks, o si lo prefieren el autor de obras tan famosas como ‘Despertares’ -llevada al cine por Robin Williams y Robert de Niro y que abordaba el problema de la encefalitis- o ‘El hombre que confundió a su mujer con un sombrero’, donde se adentra en 20 relatos en el extraño mundo de las enfermedades neurológicas: individuos aquejados por inauditas aberraciones de la percepción, que han perdido la memoria, que son incapaces de reconocer a sus familiares o los objetos cotidianos, ha muerto a los 82 años.
Sigue leyendo

pavo asado

pavo asado

Para algunos a lo mejor este post llega tarde y ya se encargaron de ‘cargarse’ el capón o el pavo previsto para la cena de Nochebuena o el día de Navidad, pero como estas fiestas nos dan una segunda oportunidad con la cena de Nochevieja, allá va un consejo: enfréntese al pavo provisto de una buena bata de laboratorio en lugar del delantal habitual.

Y por empezar por los ingredientes, sepa que la carne de este animal esta compuesta básicamente por dos proteínas, la miosina y la actina, que al entrar en contacto con el calor se vuelven más duras y difíciles de masticar. Su descomposición se produce a partir de que alcanza los 40º grados centígrados.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: