Tag Archive: contagio


Bostezo contagioso, ¿empatía?

bostezo

El bostezo es un acto que practicamos casi todos los mamíferos. Se trata, en función de cada especie de un reflejo que relata un estado de ánimo, y no sólo de aburrimiento. Por ejemplo, en los canes, puede significar un síntoma de estrés. Sigue leyendo

Los estornudos y el ébola

denuncia juzgado

Desgraciadamente, el contagio de Teresa Romero por el ébola nos ha familiarizado a todos con el virus, su naturaleza y los protocolos sanitarios a seguir tanto por los profesionales sanitarios como por los profanos para evitar su contagio. Unos simplemente por precaución y otros por prevención laboral. El caso es que, quien más o quien menos, tenemos ya unas ligeras nociones de cómo se contagia.

Lo que no deja de ser curioso es la disparidad de criterios que la comunidad médica, o mejor dicho, los redactores de dichos protocolos han utilizado para trazar esas pautas. Nos cuentan que el ébola no se transmite por el aire, solo a través del contacto directo con fluidos,. Según un artículo publicado por Lancet,   “el virus del Ébola tiene escasa capacidad para propagarse por vía aérea, dado que el principal modo de transmisión de este peligroso virus es a través del contacto con las secreciones de los pacientes infectados (sangre, vómitos o heces) directa e indirectamente (a través de agujas contaminadas)”. Sigue leyendo

kconnors 

Si alguno de nosotros observa a un padre dando de beber cerveza a un niño tardará tiempo en denunciarlo ante las autoridades. Pero si hacemos un viaje en el tiempo, al pasado, esa imagen pasaría a ser considerada como la de un progenitor protector, e incluso ejemplar. Vaya por delante que no vamos a hacer apología desde estas páginas del consumo de alcohol y menos para los menores, sencillamente vamos a releer un pasaje de la historia y congratularnos de haber nacido en esta época donde los avances médicos y de los controles sanitarios nos facilitan mejores condiciones de vida.

Beber agua en malas condiciones es una de las principales causas de mortalidad y epidemias. Y siempre ha sido así. La costumbre de hervirla es relativamente moderna y de pozos, ríos o estanques procedían gran parte de las enfermedades que han provocado pandemias a lo largo de la historia. Esta circunstancia hizo que se desde tiempos remotos se extendiera una costumbre que ahora se nos antoja equívoca, pero que tiene su explicación médico-sanitaria: dar de beber a los niños cerveza en lugar de agua. Sigue leyendo

Aplausos, matemáticas y recordar lo obvio

OLYMPUS DIGITAL CAMERA 

Como seres sociales, resultamos ser especímenes gregarios. Esa voluntad férrea que manifestamos individualmente de mantenernos firmes en nuestras convicciones se diluye cuando estamos en grupo. Por comodidad o por señas de identidad, como seres humanos practicamos de manera habitual esa vieja máxima de “en Roma haz lo que los romanos”.

Lo llamamos en ocasiones histeria colectiva y en otras efecto contagioso. No hace falta más que una persona abra la boca para que una sucesión de bostezos se abra paso en la sala. Algo parecido ocurre con la risa, que acaba convirtiéndose en carcajada coral cuando asistimos a un espectáculo cómico, aunque al salir nos preguntemos de qué  nos estábamos riéndonos, si el chiste en cuestión no nos hizo ninguna gracia, o con la sucesión de aplausos con los que obsequiamos a artistas o conferenciantes cuando estamos en grupo. Sigue leyendo

Bostezos familiares

yawn

La naturaleza del bostezo representa uno de esos enigmas  que no dejan de sorprendernos. No va a ser la primera vez que hablemos de él, pero seguro que tampoco la última. No se apuren, les prometemos que no les vamos a provocar el bostezo si continúan leyendo estas líneas —o eso esperamos—.

No se trata de profundizar en esa reacción natural del organismo que exige una bocanada extra de oxígeno. Tampoco nos adentraremos en el mundo del aburrimiento o del hastío, ni nos quedaremos en los procesos de empatía que les provoca a nuestras mascotas —ya saben, ellas también abren su bocota cuando nos ven hacerlo a nosotros—.

Hoy nos quedamos con una faceta del contagio, pero relacionada con el mundo de las emociones, en concreto del comportamiento. Parece ser somos proclives a continuar con el recital de bostezos siempre y cuando parta de un familiar o de un amigo. En cambio, parece que somos inmunes si la apertura de boca la hace un desconocido.  Sigue leyendo

Bacterias maestras del disfraz

bacteria 

El arte de disfrazarse para pasar desapercibidos no solo es una cualidad de los camaleones y de émulos de Mortadelo. La simulación está presente en la naturaleza y la practican numerosas especies. Lo que no se había comprobado hasta ahora es que también es patrimonio de las bacterias.

Y con ellas las cosas se complican, ya que al disfrazarse de virus lo que consiguen es burlar el sistema inmunitario. Así evitan que este las extermine y se alojan cómodamente en las células para perseverar en sus criminales intenciones. El descubrimiento es muy relevante, sobre todo si tenemos en cuenta que el bacilo de Koch, causante de la tuberculosis, es una de las bacterias que podrían utilizar esta táctica.

El asunto es que al hacerse pasar por un virus, el sistema inmune, engañado, comienza a trabajar utilizando otro tipo de armas para eliminar la invasión… en este caso liberando una proteína que está específicamente diseñada para combatir virus: la interferón beta, que utiliza la vitamina D para prevenir y erradicar el ataque.  Sigue leyendo

¡Infección!

Cultivo de bacteria E.colli

Como ocurre en la vida en pareja, todo depende de la compatibilidad. Cuántas veces habremos dicho eso de que no se me va esta u otra enfermedad porque me ha cogido cariño. O más académicamente, se pregunta por qué unas bacterias pueden afectar a unos animales y a otros no o por qué hay personas más susceptibles que otras de contraer enfermedades infecciosas. Amor de célula, seguro.

La compatibilidad de dos células y, por lo tanto, la capacidad de formar una unión estable depende de su parte externa, de su membrana celular. La membrana tiene lípidos, proteínas y azúcares y la interacción se produce a través de estos últimos gracias a unas proteínas que se llaman lectinas. Si una bacteria posee una lectina en la que encajan unos azúcares que tiene una célula humana, esa bacteria podrá infectar a la célula humana. Es más, muchas veces no se necesita que la bacteria entre, simplemente con que la toxina causante de la enfermedad, que es una proteína, reconozca los azúcares, podrá entrar en la célula y causar la enfermedad. Sigue leyendo

Aislarse en una burbuja para evitar el contagio de los gérmenes, bacterias y virus o, por el contrario, mantenerese expuesto a ellos para desarrollar en plenitud el sistema inmunológico es una cuestión tan antigua como la propia Medicina. Millonarios excéntricos como Howard Hugues o también neuróticos como Michael Jackson representan manifestaciones tan extremas como inútiles del primer supuesto (por mucho que intentaron mantenerse ajenos a los virus, jamás lo consiguieron realmente).

Sin la necesidad de pasar por los extremos, existe una corriente de pensamiento científico que asegura que si alguien vive (y crece) en unas condiciones de asepsia, el resultado final es que se convierte en más vulnerable a determinadas infecciones. La acción de los antibióticos en el mundo desarrollado, por ejemplo, nos hace, cuando viajamos, estar más expuestos a enfermedades autóctonas que no sufren los nativos de estos países.

Según un estudio publicado en Nature, se ha identificado un mecanismo en ratones que explicaría los perjuicios de crecer en ambientes limpios en el desarrollo de dos patologías: el asma y la colitis ulcerosa. Siguiendo este principio o “la teoria de la higiene”, aislaron en unas condiciones de limpieza total a un grupo de roedores y pudieron comprobar que en ese hábitat crecieron con un significativo número menor de células iNKTSigue leyendo

¿Y tú de qué te ríes?

 

Reír, sonreír, a carcajadas, disimuladamente, entre las sábanas, o en el recreo. Si recuerdan cualquier momento en el que se han reído con ganas, estarán de acuerdo con Darwin cuando decía que la risa es la expresión social de la felicidad.

La risa, o la sonrisa, es una respuesta biológica ante determinados estímulos y a la que se le atribuyen beneficiosos efectos para la salud si se practica a mandíbula batiente: proceso en el que se libera energía negativa, según determinó Freud; o excelente actividad física para poner en marcha más de 400 músculos del cuerpo . Pero ¿somos los seres humanos los únicos que disfrutamos del placer de la hilaridad? Sigue leyendo

Hablar de peste hoy, incluso de peste negra o bubónica, no resulta anacrónico pero tampoco apocalíptico. La plaga bíblica que acabó con la vida de entre 30 y 50 millones de personas (uno de cada tres europeos) en la Edad Media se erradicaría actualmente con la administración de un simple antibiótico, la tetraciclina.

Aun así, sigue afectando a la población. Al año se contabilizan en torno a 2.000 casos, mayormente en zonas rurales, y se puede considerar endémica en algunas zonas de África, América y Asia. El contagio a humanos se produce habitualmente por su contacto con pulgas de roedores.

Un estudio publicado en Nature ha conseguido la secuenciación completa del ADN de esta enfermedad cuando se mostró más virulenta. Para realizarlo se tomaron muestras de víctimas que murieron en torno a 1350, básicamente de algunas piezas dentales donde se encontraban restos de sangre deshidratados. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: